Automóvil

Mercedes Benz lanzará un coche eléctrico en 2010

Mercedes-Benz comenzará en tres años a producir en serie un pequeño auto eléctrico impulsado por una pila de combustible de hidrógeno, según ha anunciado la marca de coches de lujo del fabricante de autos alemán DaimlerChrysler.

Daimler ha asegurado en la Feria Internacional Automotriz de Fráncfort que la producción en serie de pequeña escala de la línea B-Class F-Cell comenzará a principios del 2010. ¢El motor de este innovador vehículo será uno de última generación que utilizará pila de combustible. Es mucho más compacto y, a la vez, más potente y completamente práctico para el uso diario¢, ha afirmado en un comunicado. Si bien, no ha especificado cuánto costará el auto ni qué cifra pretende vender.

La pila de combustible aprovecha la interacción entre el hidrógeno y el oxígeno para generar electricidad que impulsa al vehículo, mientras que sólo emiten agua. Aún no son comercialmente viables, debido a su alto costo y duración limitada.

El nuevo motor eléctrico del modelo B-Class generará una fuerza máxima de 136 caballos y funcionará un motor petrolero de dos litros, comentó Mercedes Benz. Además, consumirá el equivalente a 2,9 litros de diesel por cada 100 kilómetros recorridos.

La apuesta híbrida de General Motors

Por su parte, la compañía General Motors ha presentado una nueva solución híbrida que tecnológicamente es distinta a los actuales proyectos desarrollados por la industria mundial automovilística.

Opel Flextreme es el coche de concepto que embarca la nueva solución, es la tercera evolución de una idea que fue presentada en el Salón de Detroit sobre un Chevrolet, con un motor de gasolina, un motor, para tres meses más tarde mostrarse una segunda evolución en el Salón de Shangai, con pila de combustible.

El Flextreme es un desarrollo que parte de una nueva plataforma, apta concebida para utilizar propulsión eléctrica, alimentada desde un grupo de baterías de ion-litio que pueden ser alimentadas desde una toma de corriente doméstica, o desde un generador que puede ser un motor de gasolina o diesel que nuca son utilizados como elemento de tracción o una pila de combustible.

El presentado en la exhibición que se celebra en Fráncfort tiene integrado un motor diesel de 1.3 litros que genera la electricidad necesaria para cargar los acumuladores que mueven el motor eléctrico.

Con esta configuración, el híbrido es un coche eléctrico que puede tener una autonomía de 60 kilómetros con una carga doméstica (lo que necesita diariamente el 75% de los automovilistas), que puede llegar a 800 kilómetros si se utilizan los motores de combustión, con un consumo mínimo porque sólo son generadores.

El diferencial de precio de entre un coche híbrido normal y está fórmula desarrollada por general motores es muy elevado, de forma que el Fextreme ofrece un coste de 1,50 euros por cada 100 kilómetros, frente a los 6,84 euros de un híbrido que combina motor eléctrico y de por cada 100 kilómetros si fuera utilizado como propulsor.

Esta idea de electrificación del automóvil es considerada de máxima prioridad en General Motors, según Rick Wagoner, presidente de General Motors, que no pudo fecha a la comercialización de la invención.