ERE

Countrywide amplía su ajuste de plantilla

Countrywide la primera entidad hipotecaria por volumen de préstamos de EE UU se ha visto forzada a ahondar en el ajuste de plantilla anunciado en los últimos días para hacer frente a una crisis que según su presidente, Angelo Mozilo, 'es la más severa en la historia contemporánea de nuestra industria'. La entidad de California recortará 12.000 trabajadores, cifra que incluye los 1.400 despidos anunciados en las últimas semanas. Se trata del 20% de su plantilla total.

La mayoría de los puestos de trabajo desaparecerán en los próximos tres meses aunque Mozilo dice que los afectados podrían ser menos si hay cambios en el mercado. Pese a ese compromiso Mozilo no es optimista y en sus últimas apariciones públicas ha asegurado rotundamente que EE UU está cerca de una recesión.

Countrywide está en una posición muy difícil ya que hace frente a la crisis del mercado de la vivienda, la iliquidez del mercado de deuda de corto plazo con la que financia sus operaciones y la elevada morosidad sus hipotecas arriesgadas. Mozilo ha tenido que abrir una línea de crédito con varios bancos para dotar a su entidad de 11.400 millones de dólares y Bank of América ha comprado acciones convertibles por 2.000 millones de dólares que puede darle el control de cerca del 16% de esta entidad.

Toda esta situación repercute en un menor y más arriesgado escenario para su negocio hipotecario que es donde se harán los despidos. Las áreas de banca, seguros y servicios no están afectadas.

IndyMac Bancorp, otra gran hipotecaria, anunció el viernes que eliminará unos mil empleos (10% de su plantilla). La financiera calcula perder en el tercer trimestre unos 36,8 millones de dólares.

Un duro agosto

La semana pasada se anunciaron 15.000 despidos en la banca. Countrywide, IndyMac, Lehman y National City rebajan plantillas. Estos se unen a los casi 31.000 anunciados por entidades financieras en agosto. El 86% de ellos en el área hipotecaria.