Industria

El sector industrial de EE UU creció al ritmo más lento de los últimos cinco meses

Agosto ha sido un mes duro en los mercados por una crisis de crédito y solvencia que también ha pasado una cierta factura al sector industrial. El índice del Instituto para la Gestión de la Demanda (ISM) en la parte de manufacturas quedó el pasado mes en 52,9 frente a la lectura de 53,8 hecha en julio.

El índice queda en su nivel más bajo desde marzo. No obstante, sigue por encima de la media de los últimos doce meses, lo que sugiere que la crisis financiera aún no ha causado graves problemas a un sector que cuenta con el buen momento en el flanco exterior, con exportaciones al alza, para mitigar la posible caída de la demanda interna.

Cualquier lectura por encima del 50 señala que la economía está en fase expansiva. Los economistas interpretan este dato como una leve desaceleración, por el momento, pero no una crisis aunque estarán pendientes de la evolución de la demanda de los consumidores en los próximos meses para ver si ha lugar a un ajuste a la baja de producción.

Este dato añadido al del departamento de comercio indicando que la inversión en construcción cayó un 0,4% en julio dio alas a los mercados para pensar que la Fed bajará tipos el próximo día 18.

En este sentido, la mayoría de los inversores está esta semana pendiente del ISM del sector servicios y el crucial dato de empleo a finales de semana.