Coyuntura

El PIB de la zona euro creció el 2,5% en el segundo trimestre

La economía de la zona euro creció el 2,5% entre abril y junio en relación al mismo periodo del 2006, mientras que el avance en el conjunto de la UE fue del 2,8%, según los últimos datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

En relación al primer trimestre, el PIB creció el 0,3% en la eurozona y el 0,5% en toda la Unión, frente al avance del 0,7% registrado en el último trimestre de 2006. Los datos confirman la desaceleración de la economía europea, ya que en el primer trimestre el crecimiento fue del 3,2% en los Trece y del 3,3% en los Veintisiete.

Según los datos revisados de Eurostat, la economía española se aceleró entre abril y junio el 0,8%, con lo que acumuló un crecimiento en doce meses del 4%. En cuanto a la composición del crecimiento, Eurostat destaca la aceleración del consumo privado en el segundo trimestre, ya que creció el 0,5% en la eurozona (no varió entre enero y marzo) y el 0,6% en la UE (subió el 0,2% en el primer trimestre).

La inversión, por su parte, se contrajo significativamente, al caer el 0,2% en las dos zonas, tras registrar incrementos del 2% y el 1,9%, respectivamente, en el primer trimestre.

Las exportaciones crecieron el 1,1% en los Trece (tres décimas más que en el trimestre previo) y el 0,7% en los Veintisiete (una décima menos). Las importaciones subieron, a su vez, el 0,6% (tres décimas menos) en los países del euro y el 0,4% en la UE (seis décimas menos).

En términos interanuales, el consumo privado mantuvo su nivel de crecimiento, con un avance del 1,5% en la zona euro (una décima más que entre enero y marzo) y del 1,9% en toda la Unión (una décima menos). La inversión se desaceleró en ambas áreas, al pasar de crecer el 7,4% al 4,3% en los Trece y del 8,1% al 4,9% en los Veintisiete.

También moderaron su crecimiento las exportaciones, con un avance del 6,2% en la eurozona (cinco décimas menos) y del 3,8% en la UE (un punto menos), y las importaciones, que crecieron el 5,1% en los países de la moneda única (ocho décimas menos) y el 2,9% en los 27 (1,6 puntos menos).

De los 21 Estados miembros para los que Eurostat ya tiene datos disponibles, Eslovaquia fue el que registró mayor crecimiento en el segundo trimestre en relación al primero, del 2,4%, seguido de Lituania (2%) y Polonia (1,7%). En el extremo contrario se situaron Grecia y Dinamarca, donde la actividad cayó entre abril y junio el 0,9% y el 0,4%, respectivamente.

Ayer, el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Joaquín Almunia, aseguró que la crisis hipotecaria de EE UU no tendrá efecto sobre la economía europea a lo largo de 2007. Sin embargo, el comisario no descartó que podría suponer unas décimas sobre las cuentas del próximo año. Almunia dejó claro que se mantienen las previsiones de crecimiento para este año, tras el fuerte crecimiento del PIB en los dos primeros trimestres (3,1% y 2,5% en la zona euro y 3,3% y 2,8% para la UE-27) y que en ningún caso la crisis hipotecaria en EE UU va a afectar a la actividad económica europea.