Juan Matji de Arroquia

'Buscamos alianzas que respiren nuestro estilo emprendedor'

Tiene la empresa en la cabeza. Economista, 42 años, comenzó su carrera profesional en Laboratorios Andrómaco. Desde 1994 es consejero delegado de IFC España. También preside las filiales Cantabria Group y Gourmeceuticals (EE UU), Difa Cooper (Italia), Melora (Brasil) y es vicepresidente de Baker Cummings (EE UU). Dicen que se sabe el nombre de todos sus empleados y que estudia cada compra hasta el último detalle. Pero cuando se lanza, se lanza.

¿Cómo define IFC?

Somos un grupo familiar de presencia multinacional. IFC no es una empresa de consumo. Somos un laboratorio que fabrica medicamentos y productos de dermocosmética.

¿En qué basa IFC su expansión?

Creamos productos ad hoc para procedimientos médicos dermatológicos. Es un mercado con muchísimo potencial en nuestro país y aún mayor en el exterior. Exportamos el 23% de nuestra producción a 40 mercados y la mitad de nuestros resultados ya se logran fuera. Hace seis años iniciamos la búsqueda de oportunidades para crecer y compramos en Italia, y luego tomamos la mayoría en una compañía austriaca con presencia en Alemania. Ahora trabajamos en un plan de expansión muy fuerte en Alemania, donde en un par de años esperamos estar facturando 12 millones de euros. También hemos ido ganando terreno mediante alianzas, como en Estados Unidos con una participación del 33%.

¿Qué modelo de aliado buscan?

Fundamentalmente emprendedores como nosotros, que respiren nuestra misma filosofía. Buscamos empresarios que quieran sumarse al reto IFC, y afortunadamente lo logramos. Nuestra política de compañía es mantener la mayoría, pero el 20% es para los gestores locales. Esta fórmula nos da muy buenos rendimientos. Por ejemplo, nuestra filial italiana Difa Cooper, ha funcionado muy bien y este año alcanzará los 12 millones de euros de facturación. Es prácticamente nuestro clon, y la clientela en Italia es también el dermatólogo, el cirujano plástico, el médico estético y los farmacéuticos.

¿Qué significa el mercado brasileño, país de su más reciente adquisición, Melora?

Un inmenso mercado. Para que se haga una idea, si en España hay 1.500 dermatólogos, en Brasil son cerca de 6.000 estos profesionales. Es un país en el que el área de la medicina plástica está muy desarrollada y a nivel tecnológico, muy avanzado.

¿Sus próximos desembarcos?

Estamos ultimando una operación en países de nuestro entorno para operar en los mercados de Bélgica, Luxemburgo y Holanda. Tampoco descartamos alianzas con emprendedores de Europa del Este.