Aerolíneas

Vueling cae un 4,3% tras un drástico recorte de Morgan Stanley

Nuevo varapalo para la aerolínea de la mano nada menos que de uno de los bancos coordinadores de su OPV. Morgan Stanley recortó ayer la valoración de Vueling a un tercio de su estimación anterior y la acción retrocedió el 4,3%, a un mínimo de 12,05 euros.

Los decepcionantes resultados del segundo trimestre, la revisión a la baja de los objetivos para este ejercicio y la dura competencia de Iberia, Spanair y, más recientemente Ryanair, han movido a Morgan Stanley a rebajar su recomendación para las acciones de Vueling desde en línea con el mercado a infraponderar, al tiempo que ha decidido una drástica rebaja del precio objetivo. La firma estadounidense valora a Vueling ahora en 149 millones de euros, o 10 euros por acción, frente a los 33 euros del precio objetivo anterior.

La acción respondió con un retroceso del 4,3%, que echó aún más leña al fuego al desplome desencadenado sobre el valor con la publicación de resultados del pasado 3 de agosto, en que las acciones de Vueling se precipitaron el 30,77%. La aerolínea cerró ayer en los 12,05 euros, con lo que marcó un nuevo mínimo histórico y se situó un 60% por debajo del precio de su salida a Bolsa, allá por diciembre de 2006, en los 30 euros por acción. Más lejano aún queda el máximo histórico alcanzado en febrero de este año en los 46,7 euros por título.

Morgan Stanley calcula que Vueling no conseguirá un Ebit positivo hasta 2009 y prevé ahora un Ebitdar -resultado bruto de explotación- para este año de tan sólo 21 millones de euros, desde los 89 millones de su estimación anterior. Advierte además de la caída del 23% en los ingresos medios por cliente en el segundo trimestre, prueba de la intensa competencia.

De hecho, Vueling afronta por primera vez la competencia simultánea de Ryanair y Easyjet en el hub -centro de interconexión de vuelos- de Madrid. A esto se añade que Ryanair abrirá nuevas bases en Valencia y Alicante, aeropuertos en los que compite con Vueling para las rutas a París y a Milán y Bruselas en el caso de Valencia. 'Estamos contemplando un mercado español extremadamente competitivo durante la temporada de verano y entrado el invierno', sostiene la firma estadounidense. Morgan Stanley pone además el acento en la necesidad de controlar costes, más allá del precio del combustible. Junto con el ajuste del gasto, la mejora de los ingresos por cliente y el desarrollo de los nuevos centros de interconexión de vuelos de París y Sevilla serán los factores determinantes para la recuperación del valor, lo que no deja de ser una velada llamada de atención para el equipo gestor.

Morgan Stanley, entidad coordinadora de la OPV de Vueling, ya rebajó el precio objetivo en junio de 37 a 33 euros. En enero, con anterioridad a los máximos, su valoración quedó en los 34.