Reacciones

Zapatero rebaja el impacto de la crisis crediticia en España

Zapatero cierra filas en torno a la gestión española de la crisis hipotecaria desatada en EE UU. El presidente del Gobierno considera que no va a afectar de forma "significativa" ni "importante" a España, pese a lo cual tanto el Ejecutivo como el Banco de España y la CNMV están vigilantes. En rueda de prensa tras mantener el segundo despacho de verano con el Rey, Rodríguez Zapatero ha indicado que el Gobierno ha realizado un "seguimiento sobre las circunstancias y los problemas en los mercados financieros".

"El Gobierno ha seguido con atención la evolución que han venido marcando nuestros mercados", ha aseverado el jefe del Ejecutivo, quien ha explicado que le ha transmitido al Rey que tanto el Ministerio de Economía y Hacienda, como el Banco de España y la CNMV "están atentos a la evolución de las circunstancias y de los efectos de lo sucedido en Estados Unidos", pero con la idea que "quiero reiterar" y que es la "confianza en las instituciones financieras y en las instituciones colectivas de inversión en España".

Asimismo, Zapatero ha indicado que "compartimos y nos han parecido acertadas las decisiones del Banco Central Europeo a la hora de favorecer la liquidez en los mercados".

El Gobierno estará atento a la "evolución de las consecuencias" que se puedan producir con esta crisis que, en todo caso, "no van a tener una afectación significativa o importante" en general en el mundo, y "en particular a la economía española", que mantiene un "cuadro muy positivo".

Zapatero ha resumido su opinión sobre este asunto en "respaldo" al Banco Central Europeo; "vigilancia" por parte del Gobierno y de los reguladores, y "confianza" en las instituciones, además de contar con una economía que "tiene fundamentos y bases muy sólidas para responder a una situación de esta naturaleza".