Adquisición

Blockbuster compra Movielink en un intento de sobrevivir a internet

Blockbuster, una de las principales cadenas de videoclubes del mundo, anunció ayer la compra de Movielink, compañía de descargas de contenidos de vídeo desde internet, propiedad de majors de Hollywood como Warner, Metro Goldwyn Mayer, Paramount, Universal y Sony Pictures. Además, Blockbuster se ha asegurado los derechos para la comercialización de los contenidos generados por estas productoras.

La cadena de videoclubes no desveló los términos financieros, aunque, en febrero, momento en el que se conocieron los primeros contactos entre las partes, se habló de un precio cercano a 55 millones de dólares en algunos medios especializados.

No obstante, diversos expertos coinciden en que Blockbuster busca hacer frente al creciente negocio de internet, que en los últimos años no ha dejado de robar clientes a los videoclubes. La compañía, que en 2006 salió del mercado español, lanzó el pasado año Total Access, un servicio que permite a los clientes alquilar películas por internet. En el segundo trimestre captó 600.000 usuarios, lo que le permitió alcanzar una cartera global de 3,6 millones. Sin embargo, la cifra es todavía muy inferior a los 6,7 millones de clientes con los que cuenta Netflix, principal competidor de Blockbuster. Además, esta última también ha sufrido la competencia de los servicios de descargas lanzados por Apple, Amazon y Wal-Mart.