Empresas

El tesoro de Odyssey se valora en un 41% más que la compañía

A pesar de haber doblado su capitalización bursátil en siete meses, Odyssey Marine Exploration sigue valiendo menos que su nuevo hallazgo. La cazatesoros estadounidense vale unos 214 millones de euros en Bolsa, un 41% menos que los 365 millones en los que está tasado su descubrimiento en la operación Cisne Negro.

Odyssey tiene a día de hoy dos tesoros: uno es el encontrado en el fondo del Atlántico en la operación Cisne Negro, por el cual pelea con España en los Tribunales; el otro no está en el fondo de ningún océano, sino en el edificio de la neoyorquina Times Square que alberga la sede del Nasdaq, donde la empresa cotiza.

El valor en Bolsa de la empresa ha doblado en lo que va de año, hasta alcanzar los 214 millones de euros (295 millones de dólares). Aun así, sigue valiendo bastante menos que el tesoro encontrado en la operación Cisne Negro que se disputa con España. Ayer las acciones de la compañía subieron un 5,74%, hasta los 6,26 dólares

Nick Bruyer, el único especialista al que la empresa permitió ver las monedas, afirmó en mayo que el precio de venta de las 500.000 monedas de plata encontradas estaría entre varios cientos de euros y los 2.900 cada una.

La cifra difundida entonces fue de unos 500 millones de dólares (365 millones de euros): incluso comparando el valor más alto en la historia de Odyssey con el supuesto valor del tesoro, la empresa se quedaría a 30 millones de dólares de alcanzar a su hallazgo. El máximo histórico de la acción llegó el pasado 21 de mayo, tres días después de que anunciar su hallazgo.

La empresa buscatesoros anunció ayer los resultados del primer semestre de 2007: perdió 7,4 millones de euros, dos millones más que en el mismo periodo de 2006. Los ingresos de Odyssey disminuyeron un 10% con respecto al primer semestre de 2006, facturando 1,2 millones de euros, gracias a la venta de unas 997 monedas de oro y plata. Desglosadas las ventas; un 31% de los ingresos provienen del oro y un 69% de la plata. La compañía argumenta que los ingresos disminuyeron porque las monedas vendidas en 2007 tenían un valor menor de mercado.

Los gastos generales, administrativos y de marketing subieron casi un 24%, sumando los 4.1 millones de euros; los operativos llegaron a los 5,2 millones (+20%) y los gastos comerciales 800.000 euros (+267%). La empresa valora sus activos en unos 23,2 millones de euros, sin incluir el tesoro en pugna.

Odyssey no garantiza que la venta de sus productos pueda generar los flujos de caja necesarios para este año, en cuyo caso recurriría 'a una ampliación de capital en 2007. Si bien hemos tenido éxito recaudando los fondos necesarios en el pasado, no hay ninguna garantía de que podamos seguir haciéndolo'. La empresa añade que el proyecto Cisne Negro ha disparado el gasto en 2007.

El traslado a EE UU del botín le costó 290.000 euros

Entre las razones que Odyssey enumera para justificar el aumento de sus gastos operativos, destacan los 400.000 dólares (292.000 euros) que se gastó en 'transporte y conservación' asociados con el proyecto Cisne Negro.

En la información proporcionada ayer a la SEC, La empresa recuerda que no ha podido contabilizar las 17 toneladas de monedas de plata y el centenar de monedas de oro recuperadas en algún lugar del Atlántico que se resiste a revelar debido en parte a la disputa que la enfrenta a España en los juzgados de estadounidenses.

El abogado de España en el caso, James Goold, calificó el pasado miércoles de 'extrañas' y 'ridículas' las acusaciones de Odyssey en su contra. La empresa exige que España firme un acuerdo de confidencialidad antes de tener acceso a información sobre el pecio porque Goold estaba vinculado a un supuesto competidor. Este explicó a efe que él colabora con 'una institución arqueológica sin ánimo de lucro' y que Odyssey sólo busca 'hacer ruido'.