Economía

El Tribunal de Cuentas pide más control en la deducción por vivienda

El Tribunal de Cuentas exige a la Agencia Tributaria que mejore el control del sistema de deducciones fiscales, en especial sobre la compra de vivienda habitual. El tribunal cuestiona la medición de la eficiencia de gran parte de los beneficios fiscales ofrecidos por la Administración.

El Congreso de los Diputados acaba de recibir el último informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre la Agencia Tributaria, referido al año 2004, en el que se muestra muy crítico con los controles efectuados por Hacienda. Tanto es así que recomienda a la Agencia que incremente los filtros de comprobación obligatoria de los que disponen los principales impuestos y reduzca los voluntarios, en donde la comprobación es de menor calidad.

En particular, ¢se considera oportuno establecer un mayor número de filtros en relación con la deducción por inversión en vivienda habitual empleando la información disponible en las bases de datos tributarias¢, dado que el grado de comprobación en ellos ¢es muy inferior a la media¢. El tribunal reconoce que en los ejercicios posteriores al de fiscalización (2004) se ha hecho un esfuerzo (sobre todo en el límite de años con derecho a deducción) pero se necesita de mucho más si se tiene en cuenta que la vivienda ocupa una parte muy importante (más de 3.000 millones anuales) en el conjunto de beneficios fiscales.

Referidos a todos ellos, el tribunal avisa de que no hay forma de analizar con rigurosidad la eficiencia de los mismos por lo que recomienda que ¢se elabore un documento anual¢ sobre la ejecución del presupuesto de beneficios fiscales en el cual se determinen las desviaciones de los importes con respecto al coste real de los incentivos y se analicen sus causas.

El alto tribunal hace saber también de la diferente carga de trabajo con que cuentan las delegaciones tributarias. Muchas veces se deriva de una ¢insuficiencia de personal¢; otras veces, sencillamente es menor eficiencia. El tribunal pone como ejemplo de eficiencia en los criterios de selección de declaraciones la Dependencia Regional de Cataluña. Por contra, destaca la Delegación de Zaragoza donde se resolvieron sin ser comprobados dos tercios de los filtros sobre beneficios fiscales activados en el IRPF.

En el impuesto de sociedades destaca el bajo nivel de comprobación en la Delegación de Valladolid donde apenas el 29% de los filtros fueron resueltos debido a la escasez de medios personales.

Otros problemas detectados. Reinversión de beneficios y escasez de medios.

● Dificultad en calificar determinados conceptos como auténticos beneficios fiscales. Esto ocurre en el régimen de tributación conjunto del IRPF (en la cuantificación del mínimo personal y familiar) y en la deducción por maternidad, similar a una bonificación de la Seguridad Social.

● En la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios surgen problemas para estimar el importe del beneficio fiscal imputable a cada año (se puede efectuar dentro de los tres años siguientes a la venta).

● En la campaña del impuesto de sociedades, cerca de la mitad de los filtros analizados por el área de gestión lo fueron ¢sin comprobación¢ alguna.

● Escasez general de recursos humanos destinados al control de declaraciones del impuesto de sociedades en las oficinas visitadas, siendo reseñable la Delegación de Valladolid.Si se tiene en cuenta la carga de trabajo las dependencias regionales con mejores resultados son La Rioja, Murcia, Madrid y Canarias.

Recomendaciones. Estudio sobre eficiencia y mayor número de inspectores.

● Aclarar los métodos de impacto sobre la actividad económica de los beneficios fiscales, para poder dirimir su utilidad. Los nuevos incentivos deberían llevar anexo un estudio previo. Los beneficios fiscales de escasa importancia deberían ser suprimidos.

● Ampliar los controles en la segunda fase de la campaña de renta.

● Dotar a los órganos de Gestión Tributaria de un número suficiente de funcionarios de los grupos A (inspectores) y B (subinspectores) destinados a las tareas de control de declaraciones, especialmente en el impuesto de sociedades.

● Criterios más uniformes para la selección de las declaraciones a comprobar por las oficinas gestoras, sobre todo, a nivel territorial por parte de las dependencias regionales. En el caso del IVA se recomienda un único modelo oficial de solicitud de exenciones.

● En relación a la exención de premios literarios o científicos en el IRPF, se aconseja que sea obligatorio comunicar los premios que se declaren desiertos.