Mercados

El Ibex rebota de la mano de los bancos

La banca europea se alzó como la protagonista de los parqués después de que los analistas defendieran que la crisis crediticia en EE UU no supone una amenaza para las entidades financieras. El Santander fue el valor más determinante para que el Ibex subiera un 1,5% y cerrara en los 14.652,9 puntos.

Los manuales económicos definen a la volatilidad como la desviación típica de las rentabilidades. En lenguaje más inteligible significa que el Ibex sigue dando bandazos -a imagen de Wall Street- como si se hubiera instalado en una suerte de noria. Tras dos caídas consecutivas -algo que no sucedía desde el pasado diez de junio- el Ibex se recuperó gracias a que todos los valores de referencia, y en particular el del sector bancario, se revalorizaron.

El Banco de Santander subió un 2,69%. De los 220,80 puntos que ganó el Ibex, 67 pertenecen al mayor banco de España. Telefónica, Repsol y BBVA son los otros valores que más contribuyeron a que el Ibex se revalorizase un 1,53%, su segunda mejor subida desde el 14 de junio. Dentro de los bancos medianos, destacó el Banco Popular que se anotó una subida del 2,06%. Por su parte, Banesto cerró con un aumento del 1,54%, y Bankinter, que se revalorizó un 1,14%. Eugenio de Trías, analista de Dresdner, recomendó sobreponderar la industria bancaria al entender que los problemas en Estados Unidos con las hipotecas subprime (de alto riesgo) no derivarán en un 'crisis' para el resto del sector.

El buen comportamiento del sector bancario fue generalizado en toda Europa. El motivo hay que buscarlo, como no, en Wall Street. En la noche anterior, el Dow Jones, logró su mayor subida desde 2003, ya que los analistas descartaron que la crisis inmobiliaria y la debacle subprime afecten a las grandes entidades financieras, pues están suficientemente diversificadas para sortear la crisis.

En Alemania, los cinco valores que más se revalorizaron fueron entidades bancarias y financieras. Londres subió un 1,93%, su segundo registro desde el pasado mes de mayo. Entre las compañías del Footsie destacó el Royal Bank of Scotland. En el Cac de París, que se revalorizó un 1,58%- el protagonismo también fue para el sector bancario.

La volatilidad no desaparece

Otro de los sectores que destacaron en el mercado español fueron el de las energías renovables, como Solaria, Gamesa y Abengoa. A pesar del buen comportamiento de ayer del Ibex, los mayoría de analistas coinciden en que la volatilidad seguirá siendo la nota predominante durante el verano y buena parte del mes de septiembre. Prueba de ello, es la sesión de ayer de Estados Unidos que abrió a la baja, se recuperó y terminó a la baja después de que la Reserva Federal anunciara que su máxima preocupación sigue siendo la inflación.

De hecho, el gráfico de volatilidad del índice VIX -mide las oscilaciones del Standard & Poor's- ha alcanzado unos niveles nunca vistos desde el inicio de la guerra de Irak en el año 2003. Sesiones como la de ayer no invitan a pensar que este escenario desaparezca rápidamente. Además, del temor al mercado crediticio, el verano es una época de poca liquidez y, por ello, los movimientos son más bruscos.

Con el cierre de ayer, el Ibex ha subido un 3,58% en lo que va de año, por encima del mercado londinense y del francés. Aunque muy por debajo del alemán, que se ha revalorizado desde el primero de enero, un 13,9%. Aun así, los dos últimos meses el Ibex ha cosechado notables pérdidas. Desde que el pasado uno de junio alcanzara su máximo en los 15.501,50, el selectivo ha caído un 5,5%.

La opinión de los analistas

Miguel Jiménez. Gestor de Renta 4. 'El rebote ayer del Ibex entra dentro de la normalidad tras la subida anterior de Wall Street y por la caída de los último s días. Somos optimistas a medio plazo con el comportamiento del Ibex aunque existe el riesgo que el tema inmobiliario salpique al mercado español. Por ello, mantenemos una confianza mayor en las Bolsas europeas'.

Celine Guissard. Analista de Selftrade. 'Creemos que el de ayer fue un repunte puntual y lo aprovecharemos para dar un giro defensivo a nuestras carteras, pues es hay mucha volatilidad debido a la menor liquidez del mercado. Desde hace meses el Ibex replica fielmente Wall Street y la subida de ayer se explica por el repunte en el mercado estadounidense'.

Alberto Roldán. Director análisis Inverseguros. 'Vivimos un momento de incertidumbre con el impacto de la crisis crediticia en Estados Unidos y el Ibex sigue a otros índices. La volatilidad es probable que continúe, aunque a nosotros no nos afecta porque tenemos una visión a largo plazo. Esta volatilidad de los últimos meses ha afectado a la prima de riesgo'.

Josep Monsó. Analista de Gaesco . 'La crisis en el sector hipotecario subprime ha provocado vértigo en el mercado. A pesar de que los resultados empresariales y datos como el paro son positivos. En España, nosotros valoramos el Ibex, sin contar con los resultados del segundo trimestre, en 15.170 puntos. Es decir, por encima del cierre de ayer'.

Pedro Cubillo. Director gestión MG Valores. 'La subida de ayer es una muestra más de la volatilidad que se mantendrá hasta medianos de septiembre. La fortaleza que demostró el sector bancario indica que el impacto del sector subprime no parece excesivo. En cuanto a la evolución del Ibex, soy optimista y espero que termine el años con una revalorización del 15%'.

Calma tensa en el mercado de crédito

Tras las turbulencias de la semana pasada, y a pesar de que los expertos creen que la volatilidad está lejos de desaparecer, lo cierto es que ayer los mercados de crédito mostraron una cara más tranquila. El índice de prima de riesgo en deuda de la zona euro iTraxx bajó 29 puntos básicos hasta los 376, según Bloomberg, después de haber tocado los 461 el penúltimo día de julio. Con todo, el rendimiento extra que se pide por tener bonos corporativos es más del doble del que se exigía antes de la crisis de las hipotecas de alto riesgo.