Valores

Goldman Sachs destaca el vigor del sector bancario español, liderado por BBVA

Los bancos españoles tienen cuerda para otro semestre de holgado crecimiento, apunta Goldman Sachs. BBVA, fortalecido por una diversificación a toda vela, es el mejor colocado, superando en expectativas al francés BNP.

La banca española encara el segundo semestre con una salud de acero y en claro proceso de expansión, según un informe de Goldman Sachs.

Los resultados de la primera mitad del año han convencido a los analistas, que al margen del robusto crecimiento destacan la capacidad demostrada por el sector a la hora de recortar costes: las empresas redujeron de media hasta un 8% de los gastos, mientras la banca francesa lo hizo en un 1% durante el mismo periodo.

La competencia, según los analistas, sienta bien a los bancos españoles. BBVA y Santander, cuyas apuestas internacionales les han deparado un rápido crecimiento, marcan el camino. Y así seguirá, asegura Goldman Sachs, que destaca la diversificación como eje básico de diferenciación en el sector.

La rama de negocio Latinoamericana está dando alas al Santander, cuyos resultados en la zona se incrementaron un 42,6% respecto al mismo periodo del año anterior. La entidad ha sido el banco que más ha crecido en la región. No obstante, BBVA se mantiene como el mejor valorado gracias a un perfil con mayor potencial de crecimiento que, subrayan los analistas, tiene claros visos de mantenerse hasta final de año. El segundo banco del país se mantiene en la lista de favoritos de la firma estadounidense.

El potencial de BBVA, según Goldman Sachs, lo encumbra como valor a comprar para el segundo semestre. Incluso BNP Paribas, pese a sus buenos resultados financieros -ayer informó que en el segundo trimestre ganó un 20% más que en el mismo periodo del año anterior-, no resiste comparación en cuanto a capacidad de crecimiento: los analistas calculan que sus beneficios por acción serán del 10% en el próximo semestre, contra el 19% que asignan a BBVA.

La tendencia se ha contagiado al resto de entidades españolas: el sector crece a mayor velocidad que el conjunto de la banca francesa gracias a que las diferencias en el panorama español se están reduciendo: los beneficios de la banca pequeña y mediana por fin logran reflejar un crecimiento porcentual similar al de los grandes bancos, aunque la escasa diversificación sigue lastrando sus resultados.

Un brusco parón inmobiliario, riesgo para la banca española

La desaceleración del mercado inmobiliario puede afectar los beneficios de las entidades bancarias. El informe de Goldman Sachs desvela que un parón súbito en el sector de las viviendas es el riesgo esencial al que se enfrentan los bancos en el segundo semestre de 2007.

Los analistas confían en que los cinco bancos principales (BBVA, Santander, Banco Popular, Sabadell y Bankinter) mantendrán una trayectoria de crecimiento sólido. Los bancos pequeños y medianos, de ámbito doméstico y con poca diversificación, quedan más expuestos a un posible vaivén del mercado inmobiliario.

Las primas de riesgo asociadas a Latinoamérica han disminuido, resaltan los analistas, en vistas de los revisión al alza de los bancos mexicanos y brasileños.