_
_
_
_
_
Mercados

La Bolsa se da un respiro y cierra julio con la mayor alza en cuatro meses

La euforia volvió por un día. El Ibex salvó ayer un mes que iba camino de ser el peor julio en cinco años y cerró la jornada con un alza del 2,03%, la mayor desde marzo. El mes ha sido el más volátil del año, una prueba más de la falta de dirección que impera en el mercado. Los riesgos que enturbian el panorama económico siguen presentes y Wall Street concluyó con intensas pérdidas, pese a que en Europa se impusieron las órdenes de compra.

La volatilidad es uno de los clásicos ineludibles del verano bursátil y éste no está siendo una excepción. La facilidad que está demostrando la Bolsa tanto para subir meteóricamente, como para caer a plomo tiene su traducción en el índice de volatilidad implícita (la desviación típica del índice sobre su tendencia general), que se ha situado en un 18,82% de promedio. Se trata del dato mensual más alto en lo que va de año y del mes de julio más volátil desde 2003. La espectacular sesión de ayer aporta una evidencia más. El jueves pasado el índice retrocedió un 2,66% sin demasiados argumentos que justificasen el varapalo y en el cierre de este martes ha vuelto a suceder lo mismo, pero en sentido inverso. El avance del 2,02% pone al Ibex en 14.802,4 puntos.

Como siempre que el mercado avanza con decisión, el motor de la subida lo constituyeron los pesos pesados del índice. Santander, BBVA y Telefónica aportaron 153,7 puntos a un índice cuya ganancia neta fue de 294,5 puntos. La empresa de energía eólica Gamesa fue el valor que más subió de todo el selectivo, con un alza del 3,27%. En el contexto de euforia que se extendía por todas las plazas europeas, ayer tocaba prestar atención exclusivamente a las buenas noticias. El beneficio neto cayó un 66% en el primer trimestre y el resultado de explotación descendió un 4%, pero lo que pesó fue el beneficio bruto mejoró un 20% y las ventas, un 66,8%. Otros valores que registraron revalorizaciones jugosas fueron Gas Natural (2,.84%), Santander (2,73%) y Ferrovial (2,72%).

Las ganancias del Ibex no fueron un hecho aislado en Europa. El Euro Stoxx mejoró un 1,8%; el Footsie de Londres, un 2,48%; el Cac de París, un 1,85% y el Dax de Fráncfort, un 1,71%. Las cuentas de General Motors dieron impulso a Wall Street en su apertura, aunque la alegría inicial se convirtió en sufrimiento. Las pérdidas se adueñaron de la situación ante el renovado miedo a una crisis crediticia y ante el precio del petróleo West Texas, que marcó un máximo de cierre en los 78,21 dólares por barril. Al final, el S&P 500 retrocedió un 1,26%; el Nasdaq, un 1,43% y el Dow Jones, un 1,10%.

El fuerte avance experimentado ha permitido que la Bolsa española salde julio con un descenso de sólo el 0,6%. Es en cualquier caso, la primera vez desde 2004 que el mes concluye en negativo. El verano pasado, el Ibex ganó un 2,34% y en 2005, mejoró un 3,4%. En julio de 2004, el descenso fue del 1,97%. El Ibex se queda de largo como el menos damnificado de Europa en el mes, donde el Dax cede un 5,28%; el Cac, un 5,02% y el Footsie, un 3,75%.

El ánimo del mercado tuvo que ver con el dato de confianza de los consumidores estadounidenses, que ha alcanzado el nivel más alto desde 2002, lo que ha devuelto al mercado la fe en que el pulso comprador salvará la economía. Pero este entusiasmo pasa de puntillas por otra serie de datos que apuntan justo en dirección contraria: los precios de la vivienda cayeron el mes pasado un 2,8%, el mayor descenso en seis años; el gasto individual crece al ritmo más bajo en nueve meses, los ingresos personales aumentan por debajo de lo esperado y el índice de actividad manufacturera de Chicago, que sirve de sondeo para todo el país, retrocedió un 11,3%.

Los costosos peligros de equivocarse en el río revuelto bursátil

La creciente volatilidad que experimenta el mercado desde hace tres meses eleva la posibilidad de obtener grandes réditos, pero también cuantiosas pérdidas. Un ejemplo es la jornada de ayer: los rendimientos registrados oscilaron entre la revalorización del 9,33% obtenida por la firma de energías renovables Solaria y el descenso del 30,71% padecido por Riofisa, a consecuencia de la finalización del periodo de opa. En el balance del mes, Gamesa concluye en el primer puesto del Ibex con una apreciación del 10,96%, le siguen Acerinox (5,73%) y Telefónica (4,53%). Pero también abundan las pérdidas abultadas, como las de Ferrovial (-9,58%), Antena 3 (-8,74%) o Banesto (-8,09%). Eso sí, los inversores conservadores siempre tienen la opción de acudir al mercado de derivados para cubrirse ante estas fluctuaciones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_