Resultado

Banco Sabadell incrementa sus beneficios semestrales un 60%

Banco Sabadell logró un beneficio neto de 419,42 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 60% respecto al mismo periodo de 2006, según ha informado informó hoy la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen de intermediación de la entidad aumentó en el primer semestre un 23,1%, hasta 646,16 millones de euros, mientras que el margen ordinario fue de 1.088 millones, un 25,6% más alto que en los seis primeros meses de 2006. Por su parte, el margen de explotación alcanzó los 570,97 millones de euros, con un incremento del 30,7%.

Los recursos gestionados de clientes se situaron en 85.716,43 millones de euros, con un incremento del 34,7% en relación al mismo periodo de 2006, mientras que la inversión crediticia en clientes alcanzó los 60.911,63 millones, un 29% más.

¢La gestión del riesgo y la prudencia a la hora de las concesiones de créditos y el establecimiento de provisiones nos permiten afrontar la desaceleración del sector de promoción inmobiliaria sin riesgos significativos para la evolución prevista de los resultados futuros del banco¢, ha declarado hoy el presidente de la entidad, Josep Oliu.

El crédito a pequeñas empresas creció un 20,2% en el primer semestre y la financiación a empresas medianas y grandes, un 36,9% y un 31,2%, respectivamente.

Transcurrida la primera mitad del ejercicio, los ingresos por comisiones netas sumaron 329,51 millones gracias al favorable efecto que ha tenido en esta partida la integración de la cartera de fondos y patrimonios gestionados por el adquirido Banco Urquijo -que ya ha concluido su proceso de redefinición estratégica- y la comercialización de algunos productos financieros.

El nuevo Banco Urquijo cerró sus seis meses iniciales de 2007 con una aportación a los resultados consolidados, antes de impuestos, de 16,10 millones de euros.

Los ingresos derivados de la actividad de seguros se incrementaron un 31,8%, hasta los 37,09 millones de euros, como consecuencia de la venta y gestión de productos de protección de vida, rentas vitalicias y planes de ahorro, entre otros.