Telefonía

AT&T admite que sólo activó 146.000 iPhones en su estreno

AT&T reveló ayer que, en los dos primeros días desde su llegada al mercado, se activaron 146.000 iPhones, el nuevo teléfono móvil de Apple. De ellos, un 40% fueron nuevos clientes para la operadora. La cifra publicada por AT&T, única empresa que comercializa el iPhone en EE UU, parece quedarse muy lejos de las prospecciones realizadas por algunos analistas en las jornadas posteriores al lanzamiento del dispositivo.

Por ejemplo, tanto Piper Jaffray como Morgan Stanley aseguraron que, en ese periodo, se habían vendido en torno a 500.000 iPhones. Goldman Sachs apuntó que podían ser cerca de 700.000 terminales y aprovechó para elevar un 1,5% su previsión sobre el beneficio por acción de Apple para este ejercicio.

El anuncio de AT&T tuvo su reflejo ayer en los mercados financieros. A la apertura, las acciones de Apple llegaron a caer casi un 5%,

Ittai Kidron, analista de la casa de bolsa CIBC, dijo a la agencia Associated Press que la demanda del iPhone se ha reducido de manera significativa en los últimos diez días, añadiendo que en las tiendas hay unos 'inventarios decentes'. Este experto también indicó que Apple y AT&T podrían estar planeando lanzar un nuevo iPhone en el mes de noviembre, pero con tecnología basada en la tercera generación (3G) de móviles.

En cualquier caso, los comentarios sobre el iPhone se han extendido por numerosos medios de comunicación estadounidenses en las últimas horas. Ayer, la publicación financiera online TheStreet.com aseguró que AT&T estaría pagando a Apple entre 150 y 200 dólares por cada uno de los nuevos teléfonos, cifra a la que habría que añadir un descuento de nueve dólares al mes (se incluiría en el propio contrato firmado con el usuario).

Bajo estos términos, la operadora habría pagado cerca de 40 millones de dólares a la empresa de la manzana, una cantidad muy baja si se compara con el conjunto global de los gastos operativos de AT&T, que en este trimestre ascendieron a 1.700 millones de dólares. Ninguna de las dos compañías quiso hacer comentarios. En una línea similar, la compañía canadiense Research in Motion (RIM) estaría percibiendo de las operadoras norteamericanas en torno a 170 dólares por cada una de las Blackberry vendidas, además de otros siete dólares mensuales.