Mercados

Los fondos monetarios rentan más que la inflación por primera vez desde 2001

La renta fija a corto plazo comienza a salir del bache. Los fondos monetarios llevan tres meses registrando rentabilidades reales, superiores a la inflación. El atractivo de estas carteras ha mejorado gracias a la subida de los tipos a corto plazo y al control de los precios. Estos fondos se encaminan hacia su mejor ejercicio desde 2001.

Los monetarios rentan más que la inflación por primera vez desde 2001
Los monetarios rentan más que la inflación por primera vez desde 2001

Los fondos de renta fija a corto plazo acumulan una ganancia media ponderada en 12 meses del 2,78%, según datos de Inverco, la asociación del sector, a 30 de junio. Esta cifra supera el dato de inflación interanual de junio, del 2,4%, lo que significa que la rentabilidad real de los fondos más conservadores es positiva, descontado el alza de precios.

Con junio son ya tres los meses consecutivos en que los fondos monetarios, integrados en la categoría de renta fija a corto, registran ganancias reales. Las razones de este comportamiento son, por un lado, el control de los precios, y por el otro, el alza de los tipos de interés a corto plazo en la zona euro, en el 4%.

'A los fondos de renta fija a corto plazo les viene bien la subida de los tipos de más corto plazo y las perspectivas de que el Banco Central Europeo seguirá elevando las tasas oficiales', afirma José María Luna, analista de Profim, firma especializada en el análisis de fondos. 'Sin embargo, hay muchos que si mantienen la tendencia actual no van a conseguir cerrar el ejercicio con ganancias superiores al IPC', matiza.

Hay que remontarse a 2001 para encontrar un ejercicio similar. Aquel año, los monetarios rentaron de media un 3,54%, con una inflación del 2,7%. El Banco Central Europeo había comenzado a rebajar los tipos de interés para combatir la crisis global, pero los descensos partían de un nivel elevado, el 4,75%.

En esta ocasión, la inflación interanual ha descendido desde niveles superiores al 4% en enero de 2006 al 2,4%, según el último dato de junio. 'La inflación experimentó una bajada importante en septiembre', comenta Marcelo Casadejús, director de Marketing de ahorro Corporación.

Los tipos a corto, entretanto, han subido del 2% al 4% desde diciembre de 2005 y el rendimiento de las Letras del Tesoro a 12 meses ha superado el 4,4% en la última subasta, el nivel más alto desde diciembre de 2000.

La rentabilidad de los fondos es, sin embargo, dispar. Las mayores subidas en 12 meses, que superan el 4%, corresponden a fondos que utilizan estrategias de gestión alternativa. También encabezan el ranking productos con las comisiones de gestión bajas.

A finales del siglo XX llegó un momento en que los rendimientos de los bonos a corto eran tan bajos y las comisiones tan altas, que las gestoras ingresaban más que lo que recibían los partícipes. 'Ahora se han lanzado fondos con comisiones bajas pero que requieren elevadas aportaciones', explica Casadejús.

'Todavía no hemos visto todo el potencial del monetario', comenta Enrique Borrajeros, socio de Abante Asesores. 'En el ejercicio de compararlo con un depósito, a futuro, en 12 meses podemos ver rendimientos medios cercanos al 3,5%'.

Claves a tener en cuenta

Comisiones de gestión. La rentabilidad de los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo es muy sensible a la comisión de gestión que cobra la gestora, de manera que aquellos fondos con menores comisiones suelen ser los más rentables. La comisión máxima que se puede cobrar, por ley, es del 2,25%, pero estos fondos rara vez cobran más del 1%.

Riesgo de cambio. Aunque la renta fija a corto plazo es el activo más conservador del espectro de la inversión, el nivel de riesgo que pueden asumir estos fondos puede variar. Las carteras que invierten en emisiones en euros son menos arriesgadas, más aún en momentos como el actual en que el dólar y el yen se han estado depreciando frente al euro.

Emisiones a corto plazo. La tendencia alcista de los tipos de interés a corto plazo está elevando el atractivo de los fondos monetarios. A la hora de escoger un producto de renta fija a corto, los expertos recomiendan apostar por carteras que inviertan en emisiones de plazos muy cortos, porque su rentabilidad recoge mejor el alza progresiva de las tasas.

Refugio para la incertidumbre. El fondo de inversión es una de las figuras fiscalmente más atractivas, por cuanto permite el traspaso de un producto a otro sin tributar hasta el reembolso total. Esto permite utilizar los fondos monetarios y de renta fija a corto como un vehículo refugio de liquidez para momentos de incertidumbre en los mercados.