Laboral

Delphi pacta un plan para poder salir de la quiebra este año

El fabricante estadounidense de componentes para automóviles Delphi afirmó ayer que ha aceptado una nueva propuesta de un grupo liderado por el fondo Appaloosa Management, que destinará hasta 2.550 millones de dólares (1.785 millones de euros) al plan de rescate de la compañía, para que pueda salir de concurso. Este plan, de hecho, podría llevar a la compañía fuera del proceso concursal este mismo año, en el que entró en octubre del 2005, dijo que podría salir de la quiebra en el 2007.

Delphi afirmó ayer que tratará de que el tribunal que supervisa su proceso de suspensión de pagos apruebe este nuevo plan, que también tiene el apoyo de su antigua casa matriz, General Motors.

Entre las entidades interesadas en invertir en Delphi y que pretenden canalizar su inversión a través de Appaloosa se encuentran Harbinger Capital Partners, Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith, UBS Securities, Goldman Sachs y Pardus Capital Management.

A inicios de mes, Delphi canceló un plan de 3.400 millones de dólares (2.380 millones de euros), también liderado por Appaloosa, cuando se retiró del proyecto el fondo Cerberus Capital Management.

Bajo el nuevo plan, los inversores se comprometen a adquirir 800 millones de acciones preferentes convertibles y unos 175 millones de dólares en acciones comunes de la compañía reorganizada. La inversión total podría llegar a 2.550 millones de dólares, dijo Delphi.

Appaloosa, liderada por el multimillonario David Tepper, es ya el mayor accionista de Delphi con una participación del 9,3% en el capital. El plan financiero es un paso clave para completar la reorganización de Delphi. La compañía tiene aún acuerdos con GM y varios sindicatos.

La compañía acaba de acordar con los sindicatos el cierre de su planta en Puerto Real, Cádiz.