Accionistas

Cambio de ases en el capital de la Bolsa española

BBVA pasa a ser el primer accionista de BME

Bolsas y Mercados Españoles, BME, acaba de cumplir un año como empresa cotizada. Durante todo este tiempo ha sido presa de especulación por parte de los inversores. La intención de Deutsche Börse de llegar a un acuerdo 'para explorar posibles vías con el objetivo de combinar receptivas negocios', tal y como desvelaba BME en el folleto de la OPV, fue la espita para todo tipo de rumores.

La finalización del periodo de lock up, tiempo en el que los accionistas se comprometieron a no vender las acciones, a principios de año abrió el camino para una posible opa. La operación aún no ha llegado, pero dicen los analistas que tiene visos de materializarse, en base a los movimientos corporativos que se han producido ya entre otras Bolsas y a la constitución de un mercado alternativo en el que estarían al frente los principales bancos de inversión del mundo. 'La Bolsa tiene ambición por ser parte activa en la configuración del futuro entorno bursátil global', manifestó Antonio Zoido, presidente de BME, en la última junta de accionistas.

Mientras, la estructura accionarial de la sociedad está cambiando. Santander comunicó ayer a la CNMV que ha procedido a la venta entre inversores institucionales de 2,84 millones de acciones representativas del 3,4% del capital. Con ello, la entidad financiera reduce su participación del 8,42% al 5,02%. y da paso al BBVA como principal accionista con el 5,399%.

BBVA 2,72 3,30%

Los títulos de BME sufrieron un recorte en la sesión del 2,95% con un fuerte volumen de negocio, ya que la operación se materializó ayer en el mercado a través de operaciones especiales. Santander ha vendido a 42,90 euros; el valor cerró a 42,72.

Pero la entidad de Botín no ha sido la única que ha reducido su peso en el holding. BBVA lo hizo incluso antes de que terminara el lock up, con el permiso del Santander, que era el asegurador de la OPV. BBVA vendió el 1,22% del capital (1,020 millones de títulos) y obtuvo unas plusvalías de 28 millones.

Fortis Bank, por su parte, se deshizo de toda su participación en marzo, que ascendía a un 1,51% sobre el total. Los tres han hecho sus ventas entre inversores institucionales, pero ninguno ha adquirido una participación igual o superior al 1%. El Gobierno reforzó los mecanismo de control sobre el accionariado de las Bolsas antes de la OPV de BME para evitar casos como el de la Deutsche Börse, donde un grupo de fondos forzó la dimisión de Werner Seifert y Rolf Breuer, entonces consejero delegado y presidente del mercado alemán, en 2005. Economía y la CNMV pueden oponerse ahora a la toma de participaciones de más del 1% en la plaza española.

A pesar de los cambios, BME sigue teniendo un accionariado donde la mayoría de sus propietarios son miembros de la Bolsa. Por contra, los hedge funds tienen un peso importante en la Deutsche Börse. Atticus Capital se encuentra al frente (11,914%) y le sigue Lone Pine, con un 3,019%; el resto de los 753 accionistas posee menos del 1%.

Mientras, Nasdaq se ha convertido en el principal accionista de una Bolsa europea con un 30,609% en el mercado londinense.