Accidente

Al menos 200 muertos al incendiarse un avión en la ciudad brasileña de Sao Paulo

La tragedia ha golpeado esta madrugada a Brasil con un aparatoso accidente de avión, el más grave de toda su historia. Al menos 200 personas han muerto, según fuentes del gobierno de Sao Paulo, al estrellarse un Airbus A320 de la compañía brasileña TAM con 176 personas a bordo cuando tomaba tierra bajo una intensa lluvia en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo. El aparato se incendió al salirse de la pista y chocar contra un edificio y un puesto de gasolina situados fuera del aeropuerto, en una avenida muy transitada de la ciudad.

La tragedia ha golpeado esta madrugada a Brasil con un aparatoso accidente de avión, el más grave de toda su historia. Más de 200 personas han muerto, según fuentes del gobierno de Sao Paulo, al estrellarse un Airbus A320 de la compañía brasileña TAM con 176 personas a bordo cuando tomaba tierra bajo una intensa lluvia en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo. El aparato, que había salido de Porto Alegre, se incendió al salirse de la pista y chocar contra un edificio y un puesto de gasolina situados fuera del aeropuerto, en una avenida muy transitada de la ciudad.

Tanto el gobernador del estado de Sao Paulo, José Serra, como el capitán de bomberos, Mauro Roucha Lopes, han confirmado que los 176 ocupantes del avión han muerto. A estas víctimas habría que sumar decenas de personas que se encontraban trabajando en ese momento en el edificio de la compañía incendiado tras el choque del avión.

Los organismos de socorro "trabajarán hasta que tengan seguridad de que no hay supervivientes, pero difícilmente los habrá", agregó Lopes, quien explicó que tres personas rescatadas anteriormente murieron en los hospitales.

æpermil;xamenes de ADN y arcada dentaria

Las víctimas tendrán que ser identificadas a través de exámenes de ADN y de la arcada dentaria, según fuentes de la policía brasileña.

Un centenar de patrullas de policías y coches de bomberos, más de 200 efectivos de seguridad y unos 150 médicos y peritos forenses se preparan para recoger cuerpos carbonizados.

Las autoridades han tenido que desalojar los edificios y viviendas colindantes ante la gravedad del incendio, cuyas llamas han llegado a alcanzar los 20 metros y ya están controladas. La compañía ha habilitado un número de teléfono para atender a los familiares de los pasajeros: 0800 117900

Polémica reforma de la pista

Según informan algunos medios brasileños, la pista del aeropuerto había sido recientemente reformada. Los sindicatos habían expresado su queja por la falta de un dispositivo antideslizante, aunque según la autoridad aeroportuaria, Infraero, señala que el pavimento necesitaba un período de tratamiento antes de colocar este dispositivo, cuyos trabajos de instalación deberían haber comenzado este mismo mes. El aeródromo de Congonhas es el de mayor actividad del país (registra un flujo de unos 15 millones de pasajeros al año, aunque su capacidad es de 12 millones), y está situado en una zona residencial y comercial de Sao Paulo. Tiene tras de sí un amplio historial de accidente y muertos. En el año 1996, 99 personas perdieron la vida en otro accidente.

Gabinete de emergencia

El presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, ha convocado a varios de sus ministros a un gabinete de emergencia tras ser informado de la tragedia. El jefe del Ejecutivo ha encargado ya una investigación, pero el gabinete señala que aún es pronto para aventurar las causas. El Príncipe de Asturias ha enviado esta noche al presidente Lula la condolencia y la solidaridad del pueblo español. Don Felipe recibió la noticia de este accidente cuando se encontraba en la residencia de la Embajada de España en Brasilia donde se ofreció una recepción con motivo de la inauguración del plan de expansión del Instituto Cervantes en este país americano.

El aparato, que había partido de la ciudad de Porto Alegre (sur) y tenía como destino final Sao Paulo, derrapó en la pista mojada del aeropuerto y entró en llamas.

El avión pasó literalmente por encima de la transitada avenida Washington Luiz y se estrelló contra un depósito de materiales de TAM Express y un surtidor de gasolina. Los bomberos se desplazaron de inmediato para contener las llamas y evitar la explosión de los camiones de combustible que se encontraban en el surtidor.

El lunes, otro aparato de la compañía Pantanal derrapó también en Congonhas, un aeropuerto que se encuentra en medio de la ciudad y que cierra con frecuencia cuando llueve.