Anuncio

Telefónica ofrece 3.000 millones de euros por el 50% de la operadora brasileña Vivo

La operadora Telefónica ha ofrecido 3.000 millones de euros (3.670 millones de dólares) a Portugal Telecom por el 50% de su filial brasileña Vivo, según el diario británico Financial Times.

En caso de que esta oferta saliera adelante, Telefónica optaría por vender su participación en PT, actualmente del 10%. Según publica el diario, la compañía espera una respuesta de la portuguesa antes de agosto.

El presidente de Telefónica, César Alierta, admitió la oferta por Vivo, controlada ahora conjuntamente por Telefónica y Portugal Telecom, en una entrevista con el diario, pero se negó a especificar la cantidad ofrecida.

En caso de que Portugal Telecom acepte esta oferta, cuya respuesta se espera para agosto, Telefónica probablemente vendería su participación del 10% en la empresa portuguesa. Alierta dijo que no intentaría fusionar Vivo con TIM Brasil, el operador de telefonía móvil de Telecom Italia en el país latinoamericano, porque los reguladores "podrían oponerse".

No obstante, un eventual acuerdo para compartir equipamiento de telecomunicaciones podría suponerles tanto a Telefónica como a Telecom Italia el ahorro de 500 millones de euros anuales a cada uno durante cuatro años.

Consolidación internacional

Alierta pronosticó un proceso de consolidación internacional de los grupos de telecomunicaciones líderes del sector en Europa y no descartó la posibilidad de que Telefónica se pueda asegurar el control de Telecom Italia, el mayor operador de telecomunicaciones italiano.

En abril Telefónica lanzó, dentro de un consorcio con empresas italianas, una oferta por el 10% de Telecom Italia que hasta ahora ostenta Pirelli y aún está pendiente de que las autoridades autoricen la operación.

Alierta admitió que esa compra es también un movimiento defensivo contra América Móvil, la compañía de móviles del magnate mexicano Carlos Slim, quien también intentó comprar la participación de Pirelli. De haber tenido éxito los intentos de Slim, éste podría haber fusionado TIM Brasil con Claro, el operador de América Móvil en Brasil, para crear un líder en ese país y superar a Vivo en el que es hoy el quinto mayor mercado del mundo de telefonía móvil tras haber superado a Japón en el 2006.

César Alierta señaló al periódico que Telefónica ha encontrado la "escala adecuada" en Latinoamérica y Europa tras las compras de los últimos cinco años, de modo que ahora "nos concentraremos en lo que tenemos".

No obstante, Alierta no dijo que se hayan terminado las compras, pero sí dio a entender que el ritmo de adquisiciones de los últimos cinco años se ralentizará para crecer más orgánicamente. Según el diario, este mensaje está destinado a tranquilizar a los inversores porque los analistas han dicho que el principal riesgo de Telefónica es ser demasiado ambiciosa en su política de adquisiciones.