'Telecos'

Bruselas cuestiona la regulación de la CMT para ofertas de Telefónica

Se trata de la iniciativa reguladora más importante de la CMT para este ejercicio: la nueva norma que estudiará las ofertas empaquetadas de Telefónica y decidirá si pueden lanzarse al mercado. Pero le ha salido un serio detractor. La Comisión Europea ha remitido al regulador una opinión sobre la medida en la que expresa graves cuestionamientos contra ella.

Bruselas cuestiona la regulación de la CMT para ofertas de Telefónica
Bruselas cuestiona la regulación de la CMT para ofertas de Telefónica

Las relaciones entre la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y la Comisión Europea no pasan por su mejor momento y no sólo por la multa récord impuesta la semana pasada a Telefónica.

El árbitro nacional y la instancia comunitaria mantienen estrechos vínculos regulatorios, que obligan al primero a remitir a la segunda todas las iniciativas normativas que pretenda aprobar para conocer su opinión y, en su caso, obrar en consecuencia. Este punto es el que más fricciones potenciales puede llegar a provocar, y ahora mismo hay una encima de la mesa.

El origen de la polémica es la medida más importante que puede tomar la CMT este ejercicio. Otra vez, Telefónica es la protagonista, ya que se trata de la normativa que estudiará, con una metodología a medida para ello, las ofertas empaquetadas que el ex monopolio quiere lanzar al mercado. La comisión valorará antes del lanzamiento si hay estrechamiento de márgenes o si la propuesta de servicios combinados de teléfono, ADSL y televisión perjudica a la competencia. Si la respuesta es no, la oferta tendrá vía libre; si el nuevomodelo detecta problemas, la CMT podría prohibir el lanzamiento.

TELEFÓNICA 3,36 -0,03%

El regulador español lleva años valorando las ofertas de Telefónica y ha frenado varias decenas de ellas. La iniciativa que se plantea ahora es continuista en el fondo, pero cambia la forma para adaptar el modelo a las ofertas combinadas ­ya no son de un servicio en exclusiva, sino que suman varios­, con una metodología predeterminada que haga más trasparente el proceso, según la explicación de la CMT. Como otras iniciativas, el regulador nacional remitió la propuesta a la CE.

Los comentarios comunitarios no se han hecho esperar y no son positivos. En una carta, a la que ha tenido acceso este diario, fechada el 10 demayo y firmada por el director general de Sociedad de la Información, Bruselas cuestiona tanto la capacidad de laCMT para decidir sobre ofertas minoristas de Telefónica como la metodología elegida para ello.

Mercado mayorista y competencia

En su misiva, la CE recuerda que prohibir una oferta a clientes finales es una intervención en el mercado minorista de banda ancha, algo cuestionable con la regulación actual. Por ello, Bruselas ¢invita a la CMT¢ a elegir entre dos opciones si detecta que una oferta de Telefónica supone un estrechamiento de márgenes: modificar los precios mayoristas o ¢asegurarse de que se toman las medidas en virtud de la normativa de competencia contra Telefónica para poner remedio a la desproporción entre precios mayoristas y minoristas¢.

Pero el cuestionamiento de la Comisión Europea no se queda ahí. Bruselas pone varios reparos a la metodología propuesta por la CMT. Por un lado, asegura que no se puede descartar que una oferta de Telefónica sea ajustada a la competencia a pesar de que la prueba de la CMT indique lo contrario. A la vez, la comisión también considera que puede darse un ¢falso positivo¢, lo que permitiría lanzar al mercado una oferta anticompetitiva. Y es que la prueba estaría basada en la metodología Flujo de Fondos Ajustado (FFA), un modelo que, a juicio de Bruselas, tiene como mínimo tres ¢deficiencias¢ para calcular el estrechamiento de márgenes.

La respuesta de la CE ha llegado a la CMT, que ahora tiene que estudiarla junto con el resto de las contestaciones remitidas por otros actores del sector. Con toda la información en la mano, será el consejo del órgano regulador el que decida si sigue las recomendaciones comunitarias y cambia su propuesta o mantiene tal y como está la iniciativa normativa.

Sin comentarios

La CMT tiene la obligación de remitir a Bruselas sus propuestas normativas, pero la CE no tiene por qué enjuiciarlas. En múltiples ocasiones, la respuesta comunitaria ha sido la ausencia de comentarios, lo que implica los parabienes a que la propuesta siga adelante. Así ha sucedido, por ejemplo, con la regulación que permitirá a Telefónica incluir la cuota de abono en ofertas empaquetadas.

Bruselas pide al recuerde quién tiene la última

La frase está escrita con el tono políticamente correcto de todas las comunicaciones de la Comisión Europea, pero no deja lugar a dudas. ¢La Comisión sugiere igualmente que la decisión de la ARN [la autoridad de regulación nacional] debería recordar explícitamente que la aplicación del marco egulador y de cualquier obligación impuesta por la CMT a la empresa regulada es sin perjuicio de cualquier procedimiento presente o futuro relativo a la aplicación del artículo 82 del Tratado CE por la Comisión, la autoridad nacional de la competencia o un tribunal, y no da lugar a ninguna expectativa legítima en relación con ninguno de esos eventuales procedimientos¢.

Este párrafo refleja la simple realidad del procedimiento, pero, después de la multa impuesta la semana pasada a Telefónica y de las declaraciones de esta compañía respecto a la inseguridad jurídica que supone, cobra mayor importancia. De hecho, una ¢infracción seria¢ al artículo 82 del Tratado CE al que alude la carta fue, precisamente, el que sirvió de base para la multa a Telefónica.

Y es que la CE quiere que quede claro que las resoluciones de la CMT no son el último escalón del proceso, sino que pueden ser recurridas, en un sentido o en otro, ante los tribunales ordinarios de justicia. Además, también existe una regulación de competencia que debe ser cumplida al margen de la normativa sectorial.