Inversiones

Las compras apalancadas suben un 70% la emisión de bonos basura

Las operaciones de compras apalancadas (Leveraged buyouts) provocaron un incremento del 70% en las ventas de bonos de alto riesgo, conocidos también como bonos basura, durante la primera mitad del año. El volumen ascendió a la cifra récord de un billón de dólares (unos 735.000 millones de euros), según los datos recopilados por Bloomberg.

Las compras apalancadas se caracterizan por emplear una gran cantidad de deuda para la adquisición de empresas. En este tipo de operaciones, el ratio de deuda empleada suele llegar al 90%.

Los números de la agencia de calificación Fitch Ratings ponen de manifiesto que nunca ha habido tantos activos de baja calificación, aproximadamente un 26,5% de las nuevas emisiones de deuda tienen categoría CCC, el peor grado de solvencia financiera. La cifra supone un incremento de 10 puntos porcentuales respecto a 2006.

La situación es tal que los inversores exigen a los bonos de alto riesgo una prima de tres puntos porcentuales sobre la deuda del Tesoro, según cálculos de Merrill Lynch. Hace tan sólo un mes, el diferencial exigido era de 2,41 puntos porcentuales, se trata del incremento más rápido en dos años.

En un entorno en el que la crisis de las hipotecas subprime ha reavivado la aversión de los inversores hacia activos de alto riesgo, los bonos basura sufrieron una caída del 1,61% el mes pasado. Eso sí, en los últimos cinco años, el mercado ha rebotado cada vez que se ha enfriado.

l Fidelity Investments ha dado la calificación de infraponderar a los bonos basura. 'La demanda está fuera de control', declaró a Bloomberg un socio de Fidelity. 'El mercado está sobrecomprado y hay poco margen para obtener más rendimiento', añadió.