Valores

La compra de la cadena Hilton agita en Bolsa a las compañías hoteleras

NH, la hotelera que preside Gabriele Burgio, recupera el 7,6% desde que se confirmó su continuidad en el Ibex 35 y es pasto frecuente de la especulación corporativa.

El rumor de opa se extendió ayer como la pólvora entre la cotización de las compañías hoteleras, después de que el grupo de capital riesgo Blackstone anunciara la compra de la cadena estadounidense Hilton en una operación valorada en 26.000 millones de dólares, unos 19.230 millones de euros.

Las acciones de NH Hoteles cerraron con un alza del 2,8%, que llegó a ser del 4% en los momentos más álgidos de la jornada, mientras que la cotización de Sol Meliá se disparó el 5,8%, hasta alcanzar los 17,6 euros por acción. El efecto de la compra de Hilton se sintió con mayor magnitud en los títulos de la francesa Accor, el mayor grupo hotelero de Europa, que registró una subida del 10,26%, la más destacada del índice Stoxx 600. Por su parte, el grupo británico Intercontinental, dueño de la cadena Holiday Inn, respondió a la noticia con un alza del 3,9%.

Para NH Hoteles, la subida bursátil de ayer se suma al movimiento de recuperación iniciado a raíz de que se confirmara la continuidad del valor como miembro del Ibex 35, después de que la compañía hotelera apareciera en las quinielas como principal favorita para abandonar el índice selectivo. Aun siendo destacado el avance de ayer, queda lejos del repunte del 5,7% con que reaccionó la cotización de NH Hoteles al conocer que era Metrovacesa la elegida para salir del Ibex.

Después de cerrar ayer en los 16,51 euros, las acciones de la hotelera acumulan un alza del 7,6% desde la sesión del pasado 7 de junio, día en que se reunió el Comité Asesor Técnico del selectivo. En cualquier caso, NH Hoteles es una vieja conocida de los rumores de opa. Hesperia, su principal accionista con una participación del 23,6% del capital, ya ha intentado en dos ocasiones la compra de la compañía y mantiene en la actualidad un duro pulso con su equipo directivo.

Con el repunte del 5,8% de ayer, Sol Meliá recupera los niveles de 17,60 euros por acción a los que cotizaba hace un mes. El grupo hotelero recibió este mismo lunes una mejora de recomendación por parte de Deutsche Bank, que elevó el valor de vender a mantener. La firma alemana argumenta que la acción ha retrocedido notablemente desde los 19 euros a que cotizaba a mediados de abril, si bien sigue por encima del precio objetivo de 16,2 euros que Deutsche Bank adjudica al valor. Sol Meliá cotiza sin embargo por debajo de la valoración del consenso de mercado, de 18,4 euros por título, según los datos de JCF, lo que escondería un potencial de revalorización para la acción del 4,5%. NH sí se ajusta más al precio objetivo de la media de los analistas, en 16,4 euros por acción.