Fondos de inversión

Los partícipes rotan sus carteras de España a Europa entre enero y junio

Los partícipes de fondos de inversión se encuentran más y mejor asesorados. Así, al menos, lo refleja el flujo de dinero hacia los fondos de inversión de renta variable. Las entradas de dinero del primer semestre se han concentrado en fondos de Bolsa europea, mientras que los de Bolsa española han sufrido salidas.

El dinero de los partícipes españoles de perfil más arriesgado fluye en la dirección correcta. A lo largo del primer semestre, el dinero invertido en fondos españoles de renta variable ha entrado exclusivamente en las categorías de renta variable euro y Europa. Entretanto, las carteras de renta variable española han sufrido reembolsos netos. Esta distribución de los flujos de capital es un reflejo fiel de lo que los asesores llevan aconsejando desde finales del año pasado, y que se concreta en una apuesta clara por las Bolsas europeas a costa de reducir el peso en cartera de la Bolsa española.

'No se ha producido una desbandada en los fondos de Bolsa nacional, pero se aprecia un cambio de tendencia', afirma Enrique Borrajeros, socio de Abante Asesores. 'Puede obedecer a que se está produciendo asesoramiento en favor de Europa frente a España'.

Según los datos desglosados de VDOS Stochastics, con fecha de 25 de junio, los fondos de renta variable euro y Europa han recibido suscripciones netas conjuntas por valor de 2.108 millones de euros, en tanto que los fondos de renta variable nacional han sufrido reembolsos netos que suman 482 millones de euros.

Ambas categorías de Bolsa europea son las únicas, además, que experimentan entradas dentro de las familias de renta variable. Las salidas en las categorías de Bolsa estadounidense, emergentes Japón y resto (sectoriales, principalmente), suman 534 millones de euros.

No obstante, es más el dinero que ha entrado que el que ha salido de fondos de Bolsa. El saldo neto de toda la categoría arroja suscripciones de 1.092 millones de euros. 'Algunas entidades han comenzado a divulgar abiertamente un servicio de gestión de carteras de fondos con bastante éxito entre sus clientes', comenta Marcelo Casadejús, director de Marketing de Ahorro Corporación, en el informe mensual que elabora este grupo financiero.

La evolución ha sido dispar en los últimos meses. El primer trimestre se cerró con suscripciones netas de 217 millones para los fondos de Bolsa española, en tanto que los fondos de renta variable euro y Europa registraron entradas por valor de 1.082 millones de euros. Estos datos suponen que el grueso de las salidas de los fondos de renta variable nacional se ha producido en el segundo semestre. 'En el primer trimestre ya estaba entrando dinero en Bolsa europea al margen de lo que hizo la renta variable nacional', explica Carlos Fernández, analista de fondos de Inversis Banco. 'En el segundo semestre se acelera y comienza a salir dinero de España. Puede ser porque hay asesoramiento, pero llevamos año y medio recomendando Europa frente a España. Puede se también por el efecto retrovisor; es decir, que los inversores han elevado su exposición a la Bolsa europea al ver que sube más que la española', añade.

Un semestre de salidas netas

Las gestoras ya vaticinaron a finales del año pasado que 2007 iba a ser un ejercicio difícil para los fondos, habida cuenta de la subida de los tipos de interés y de la recién estrenada neutralidad fiscal de los productos financieros. Ambos elementos, en definitiva, han elevado el atractivo de los depósitos financieros, en un momento, además, en que las entidades están aún necesitadas de recursos para hacer frente a la demanda de crédito.

El primer semestre del año se ha saldado con unos reembolsos netos para el conjunto de la industria de fondos de 1.336 millones de euros, según los datos adelantados el viernes pasado por Inverco, la asociación de instituciones de inversión colectiva.

Se trata de uno de los peores primeros semestres de la historia de los fondos españoles. El año pasado, en el mismo periodo se registraron 5.475 millones en suscripciones netas; 8.890 en el primer semestre de 2005, y 11.990 en el primero de 2004.

Mucho dinero se ha dirigido hacia depósitos bancarios a medida que han ido venciendo numerosos fondos garantizados.