Conflicto judicial

Un parón judicial fuerza a negociar a Sacyr y la francesa Eiffage

El Tribunal de Comercio de Nanterre impuso ayer una pausa de tres meses en el conflicto judicial de Sacyr contra la francesa Eiffage que obligará a las dos empresas a negociar sobre la opa lanzada por la española. El presidente de la constructora gala, Jean-François Roverato, está dispuesto, pero sólo para que Sacyr suba el precio de su opa y pague en metálico. Eiffage anunció que ha comprado cinco pequeñas empresas en España y que dio entrada a Société Générale en el núcleo anti-Sacyr.

Los jueces del tribunal mercantil de Nanterre, cerca de París, aplazaron ayer hasta el próximo 6 de septiembre su decisión sobre la demanda de Sacyr contra su participada Eiffage por haber quitado en la junta de abril los derechos de voto de 89 accionistas españoles con el 17,5%. Ese día, habrá otra audiencia y se fijará un calendario para que las partes presenten sus argumentos sobre la decisión de la mesa de la junta de Eiffage, informa Efe. Aunque las empresas tendrán que enviar antes sus conclusiones.

También anunció que examinará de forma conjunta si la junta era competente para privar de derechos de voto y si hubo acción de concierto.

Con esta pausa judicial obligada, en la práctica, el tribunal fuerza a las dos empresas a negociar. Y la cuestión clave es el precio de la opa que el grupo presidido por Luis del Rivero tendrá que lanzar en metálico por el 66,7% que no controla en la gala, a no ser que precisamente ese tribunal o bien Bruselas revoque el dictamen del regulador bursátil, la AMF. Esta institución ya ha entregado al tribunal la resolución difundida el martes en la que la que AMF asegura que hay concertación entre Sacyr y seis accionistas de los 89, por lo que le obliga a lanzar esa oferta en efectivo un 21% más alta, hasta los 127,29 euros por acción que pagó uno de esos inversores. Eso supone desembolsar 7.900 millones.

SACYR 2,23 0,99%

Otro accionista que ha demandado a Eiffage por separado, la inmobiliaria Rayet (con un 4,21%), pide recuperar sus derechos de voto, ya que la AMF no ha visto pruebas de concertación con Sacyr y, en este sentido, recurrirá la decisión del Tribunal de Apelación de Versalles. El abogado de Luis Portillo (con un 2%) también reclamó rapidez en la decisión. Mientras, el representante de la AMF señaló que su dictamen es definitivo pero que sigue la investigación sobre la concertación de Sacyr.

En tanto el tribunal de Nanterre decidía, el presidente de Eiffage, Jean François Roverato, viajó a Barcelona para un segundo encuentro con los periodistas españoles. El directivo francés afirmó ayer sobre el conflicto abierto con Sacyr que 'estamos dispuestos a hablar'. Sin embargo, rápidamente matizó que 'la pelota está en el tejado' del grupo español y que 'existen momentos más favorables que otros para hablar, y ahora es el momento menos favorable'. Roverato, que acudió acompañado del director general, Benoît Heitz, reconoció que no ha contactado con Luis del Rivero desde el pasado 8 de marzo. Reiteró que 'Sacyr tiene la obligación de plantear una opa, según la ley francesa, en metálico'. Tanto Roverato como Heitz recordaron que el precio objetivo de la acción de Eiffage es de 80 euros, 'según la valoración de analistas realizada en abril', a pesar de que la cotización actual ronda los 105 euros. 80 euros es el precio que Eiffage ha ofrecido a Sacyr para que salga de la gala. Mientras, el grupo español no está muy proclive a negociar, según fuentes de la empresa. Pero ya se prepara una nueva oferta, con lo que las conversaciones sobre el precio, aunque sean a través de terceros, serán imprescindibles.

Por otra parte, Roverato anunció que ha sido Société Générale la entidad a la que traspasó un 1,5% de autocartera antes de la junta para reforzar el núcleo de votos anti-Sacyr. Si bien, según fuentes del proceso, Société no aparece en la lista de accionistas que Eiffage entregó al juez. Y sí está GAN, filial de Groupama, con una participación similar a la de la autocartera. En España, Eiffage ha materializado la compra de cinco pequeñas empresas que anunció, dos en Alicante. Heitz sólo concretó una, la de Inelbo, grupo levantino de electricidad industrial y mantenimiento que factura 22 millones. También se ha hecho con una cantera de áridos en Tarragona.

Otro paso en la fusión de Europistas e Itinere

La junta de Europistas, grupo de autopistas que Sacyr compró con una contraopa elevada frente a la del rival Isolux, aprobó ayer la fusión con la filial concesionaria de la constructora, Itinere. Ambas compañías ya aprobaron 17 de abril la fusión con un canje de 16 acciones de Europistas de 0,49 euros de valor nominal por cada cinco de Itinere de un euro. Tras completarse la unión, prevista entre finales de este año y principios de 2008, la concesionaria realizará una oferta de títulos en Bolsa 'para dar liquidez al valor con el objetivo de que sea incluido en el Ibex', según el comunicado de Sacyr, ya que tendrá una capitalización de unos 6.000 millones. En el consejo, figurarán como independientes Emilio Ontiveros, consejero delegado de AFI y vocal en varias grandes empresas, y José Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, que ya era vocal de Itinere.