América Latina

Brasil otorgará créditos por 22.415 millones a los grandes agricultores

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció ayer un plan de incentivo a los grandes agricultores que prevé la concesión de créditos por 58.000 millones de reales (unos 22.415 millones de euros) para financiar la producción y comercialización de la cosecha 2007-2008. El mandatario brasileño hizo este anuncio un día después de divulgar un plan para los pequeños agricultores por un valor cinco veces inferior, de 12.000 millones de reales (4,637 millones de euros).

La línea de crédito para financiar la cosecha que comenzará a ser recogida el próximo mes por los grandes agricultores supera en un 16% a la ofrecida el año pasado.

El 84,5% de los recursos será destinado a la financiación del coste de la cosecha y el restante a su comercialización, según la Presidencia.

Las tasas de interés serán inferiores a las ofrecidas por el mercado financiero y menores que las de 2007, porque fueron reducidas del 8,75% anual en 2006 al 6,75% este año.

Según el Ministerio de Agricultura, la nueva tasa de interés representa una disminución del 22,9% en los costos de financiación de los productores rurales.

El Plan de Cosecha para la Agricultura Familiar, anunciado el miércoles y cuyos recursos también fueron incrementados en un 20% con respecto a 2006, busca beneficiar a los cerca de 1,4 millones de familias de pequeños agricultores o que viven de la pesca y la recolección de productos forestales.

Según señaló el miércoles la Presidencia, en Brasil hay cerca de 1,4 millones de familias de pequeños agricultores o que viven de la pesca y la recolecta de productos forestales que son responsables del 77% de los proyectos productivos y de la generación de empleo en el campo. "Cerca del 60% de los alimentos que llegan a la mesa de las familias brasileñas y de la materia prima de muchas industrias procede de la agricultura familiar", afirma la Presidencia.

Los recursos anunciados ayer por el Gobierno, en cambio, están destinados principalmente a los grandes productores, responsables de las ventas externas de productos como soja, café, azúcar, zumo de naranja y carne bovina, de los que Brasil es el mayor exportador mundial.