Renuncia

Rato: "Dejo el FMI para dedicarme a mis hijos"

Rodrigo Rato dejará su puesto como director gerente del Fondo Monetario Internacional en octubre. El ex vicepresidente de Gobierno español explica que son motivos 'y responsabilidades familiares, en particular la educación de mis hijos', los que le han llevado a tomar esta decisión que ha sido acogida con sorpresa en Washington. Su dimisión llega cuando el FMI negocia una reforma interna impulsada por el propio Rato.

Rodrigo Rato, en la sede del FMI enWashington en abril de 2007.
Rodrigo Rato, en la sede del FMI enWashington en abril de 2007.

Al igual que su predecesor Horst Köhler, Rodrigo Rato no finalizará el mandato de cinco años para el que fue elegido en junio de 2004. Köhler dejó el puesto por motivos políticos y Rato, de 58, padre de tres hijos que viven en Madrid, lo hace por motivos familiares, según dijo al Consejo Ejecutivo del Fondo. El anuncio de la renuncia generó desconcierto tanto en Washington como en Bruselas y Madrid. No obstante, fuentes gubernamentales declararon que Rato telefoneó ayer por la tarde la Rodríguez Zapatero para comunicarle su decisión.

Peter Kennan, miembro del Council on Foreign Relations, explica que aunque la decisión de Rato le había sorprendido, su motivación le parece 'genuina. Muchos directores gerentes han dado esa misma razón a la hora de presentar la dimisión'. El directivo del Fondo no dejará su puesto al frente de la institución hasta después de las reuniones semestrales del FMI, previstas para octubre.

Con ello busca dos cosas. Lo primero es ganar tiempo para buscar un sustituto. Y la tarea puede ser muy litigiosa debido a la contestación creciente que hay entre los países emergentes miembros de las instituciones de Bretton Woods contra las reglas no escritas que rigen que el presidente del FMI sea un europeo y el del Banco Mundial un estadounidense. Cuando Rato fue elegido en 2004 algunos países presentaron a otros candidatos no europeos.

John Williamson del Institute for International Economics, cree que dada la situación 'Europa va a tener que presentar un candidato muy fuerte y con mucho perfil si quiere mantener el nombramiento del sustituto en el Fondo'.

En cualquier caso, en Bruselas se teme una nueva refriega para elegir al aspirante, informa Bernardo de Miguel. 'Lamento la decisión', señaló el ministro de Finanzas alemán y presidente semestral de la UE, Peer Steinbrück. 'Sin duda, no va ayudar a cumplir la pesada tarea de reformar el FMI'. Ahora, con 27 socios y las heridas de la cumbre sobre el nuevo Tratado aún abiertas, la trifulca puede ser descomunal. Kennen dice que el mismo Rato podría presionar por un proceso más abierto y eso 'sería uno de sus logros'.

La segunda razón del retraso de su salida a octubre es para avanzar en la reforma del FMI. Es la más ambiciosa y necesaria en los 62 años de existencia y ha sido impulsada por el propio Rato. En este sentido Kennen cree que su salida es algo inoportuna 'porque si no salen adelante los cambios propuestos en octubre el nuevo Director Gerente tendrá que empezar el proceso desde los pedazos que queden o de nuevo'.

Este analista cree que pese a su intención de quedarse, Rato se ha debilitado al anunciar su marcha por lo que el resultado de las reuniones de octubre pueden ser algo descafeinadas.

El abandono de una institución internacional inmersa en una reforma de calado

El Fondo Monetario Internacional ha ido perdiendo relevancia gracias al buen momento económico que ha alejado las crisis, lo que le resta una utilidad y efectividad ya discutida cuando se aplicaron sus recetas económicas a Latinoamérica.

Una segunda razón es que sus sistemas de representación están anclados en cuotas que no contemplan la realidad de la emergencia de grandes economías.

La reforma del FMI impulsada por Rato está encaminada a vencer estos dos obstáculos. En cuanto a la representación se está cambiando el sistema de cuotas en varias fases. En otoño de 2006 ganaron peso China, Corea, México y Turquía. La segunda fase es más complicada porque hay países desarrollados como España que quieren más cuota y eso no gusta entre los emergentes. La decisión sobre este particular se ha de resolver en octubre.

Los sistema de supervisión de economías y divisas, la propia reforma de las cuentas del Fondo para hacer frente a su déficit presupuestario y el empuje a las consultas multilaterales (entre China, la zona Euro, Japón, Arabia Saudí y EE UU) para resolver los desequilibrios económicos mundiales, son algunas de las asignaturas pendientes para otoño. Solo recientemente, y por presiones de EE UU, el FMI ha aprobado un sistema que permite identificar, pero no sancionar, a los países que manipulan sus divisas, algo que ha creado tensiones con China.

El PP le ofrece un puesto en las listas electorales

El anuncio por sorpresa de la marcha de Rato levantó numerosas especulaciones en el entorno político y empresarial de Madrid, pese a que el interesado afirmó que la motivación es de índole personal. Algunas fuentes sostienen que la decisión estaba tomada desde hace tiempo, pero que Rato habría pospuesto el anuncio por el escándalo de Paul Wolfowitz en el Banco Mundial, organismo hermano del FMI. De hecho, lo ha comunicado poco después de que el relevo de Wolfowitz cerrase ese frente.

Respecto al puesto de Rato en Madrid, no se descarta su paso a la empresa privada, donde no le faltarían ofertas. Ayer sonaron algunas entidades financieras como posibles destinos.

Pero, a juzgar por su carrera previa al FMI, no sería de extrañar que Rato optase por volver a la primera línea política española. Gabriel Elorriaga, secretario de Comunicación del PP, aseguró ayer que el partido recibirá al ex ministro 'con los brazos abiertos', y añadió que 'si quiere' podría formar parte de las listas del PP al Congreso de los Diputados en las próximas elecciones. Se abriría así la posibilidad de que Rato reforzase la candidatura de Mariano Rajoy, que le desplazó en la sucesión de José María Aznar en la secretaría general del PP. Y también, la de posicionarse en buen lugar en caso de que Rajoy coseche un segundo fracaso en marzo.

No obstante, otras fuentes del entorno de Rato señalaron ayer que su paso a la política está descartado.