Mercados

Más de 157.000 españoles superan ya el umbral de la riqueza

Cada año que pasa, el número de ricos es mayor. En España ya son 157.800 los afortunados que disfrutan de un patrimonio superior a un millón de dólares. Un 6,1% más que en el año 2005, según un estudio que Merrill Lynch y Capgemini presentaron ayer en Madrid.

El crecimiento del 3,5% del PIB en 2006, la expansión de la renta variable, el buen comportamiento de la Bolsa -el Ibex subió más de un 30% el año pasado- y el crecimiento de la inversión empresarial son las causas que explican, según Merrill Lynch, que el club de los nuevos ricos en España siga agrandándose. En 2001 había 105.000 personas con más de un millón de dólares, unos 744.000 euros. Cinco años más tarde la cifra había aumentado un 50,2%.

En todo el mundo, los ricos suman 9,5 millones de personas, lo que supone un incremento del 8,3% frente al 6,5% del 2005. Por zonas geográficas, los países menos desarrollados han sido los que han gozado de un mayor crecimiento. El número de millonarios africanos aumentó en un 12,5%, seguido por los latinoamericanos (10,2%). Estados Unidos, pese a ser ya el país con más millonarios, logra aumentar tan selecto club en un 9,2%. Europa es la zona donde menos personas han logrado superar el psicológico umbral. Sin embargo, el crecimiento del 6,8% de 2006 es el mayor de los últimos seis años.

Estos grandes patrimonios poseen, en todo el mundo, 37,2 billones de dólares, 28 veces más que el PIB de España. El crecimiento, en 2006, fue del 11,4%. 'Esto no es normal', sentenció José María Ortega, presidente de Banca Privada de Merrill Lynch para el sur de Europa. Ortega espera que el aumento de la riqueza sufra una desaceleración y abandone los dos dígitos de aquí al año 2011. Según las estimaciones del banco, la riqueza global crecerá de media un 6,8% en los próximos cinco años.

Una muestra del peso en la economía mundial de gigantes como China o la India es que Merrill Lynch prevé que en el año 2011, por primera vez, el patrimonio de las grandes fortunas de Asia y Pacífico supere al de sus homólogos europeos. Mientras, en el viejo continente los más adinerados moverán 12,5 billones, en Asia y el Pacífico, 12,7 billones. Un sector con especial interés en que el número de multimillonarios siga incrementándose es la banca privada, que en los últimos años en España ha crecido a un superior al 10% gracias al boom inmobiliario y a los buenos datos macroeconómicos. Y el potencial es inmenso, no sólo por el incremento de los nuevos ricos sino porque sólo el 25% de los grandes patrimonios trabaja con la banca especializada.

En cuanto a la diversificación de las inversiones de los millonarios, Merrill Lynch apunta que durante el año pasado el porcentaje destinado a activos inmobiliarios pasó del 16% al 24%. Ortega declaró que la tendencia que en España parece tocar a su fin, está en auge en Europa. Destaca la caída del 20% al 10% del dinero destinado a inversiones alternativas: hedge funds, derivados o materias primas. Ello se explica por el buen comportamiento de la Bolsa, que le quita atractivo a otro tipo de inversiones que suelen ser rentables cuando existe alta volatilidad en los mercados. La mayor cultura financiera de Estados Unidos se manifiesta en que el 41% de los activos está en renta variable. Los europeos son más temerosos o precavidos, según se mire, y destinan a la renta variable, un 30% de su patrimonio financiero.