_
_
_
_
Tarjetas

Visa contempla la posibilidad de un cisma con Visa Europa a largo plazo

Visa Inc admite que la segregación de su negocio europeo puede suponer problemas de compatibilidad en la marca por la independencia otorgada a Visa Europa. Para evitar este desenlace, las compañías dejan una puerta abierta a su reunificación.

Como todo experimento, la salida a Bolsa de Visa entraña sus riesgos. La compañía de medios de pago así lo admite en un documento remitido la semana pasada a la Securities and Exchange Commission (SEC), el supervisor bursátil de EE UU.

'La creciente independencia de las operaciones del sistema de pagos de Visa Europa podría suponer desafíos a nuestro negocio, en tanto en cuanto las diferencias entre los dos sistemas de procesamiento podrían entorpecer su interoperatibilidad', dice.

Visa Europa trabaja de forma separada de Visa Inc desde junio de 2006. El pasado octubre, la marca anunció su intención de convertir en sociedad anónima y sacar a Bolsa todo su negocio, excepto la unidad europea, que mantiene la forma jurídica de asociación de bancos. El grupo sostiene que esta medida le permitirá estar mejor preparado ante la llegada de la zona única de pagos en la región (SEPA, en sus siglas en inglés).

Desde que se produjo la segregación, 'el sistema de autorización de transacciones ha experimentado interrupciones en el servicio, y podría seguir haciéndolo en el futuro (...) Esto podría afectar a los titulares de tarjetas emitidas por Visa Inc que viajen por Europa'. La relación entre las dos entidades está regulada por un acuerdo marco que otorga a Visa Europa amplia independencia a la hora de gestionar el negocio en el citado continente.

A pesar de que el citado acuerdo trata de asegurar la interoperabilidad de los dos sistemas, Visa Inc reconoce que 'no contamos con derechos de auditoría y, consecuentemente, tenemos limitado margen para controlar su actuación'.

De hecho, no se exige a Visa Europa gastar ninguna cantidad mínima de dinero en promocionar el nombre Visa en el Viejo Continente. Además, Visa Europa puede desarrollar nuevas marcas, productos, servicios, sistemas de control de riesgos y procesos para la resolución de conflictos entre sus miembros que no sean compatibles con las normas de Visa Inc.

Según indica el escrito remitido a la SEC, Visa Inc 'no puede exigir a Visa Europa que adopte ciertos cambios que considere importantes salvo que esté dispuesta a sufragar los costes de aplicación que entrañen'.

En opinión de la consultora británica Lafferty 'Visa Europa no mantendrá su estatus de compañía privada e independiente a largo plazo. El hecho de que Visa Europa tenga una opción put ver información adjunta sugiere que está a la espera de ver cómo evolucionan la SEPA y si su actual condición le otorga una ventaja competitiva sobre Mastercard'. Y concluye, 'si así fuera, Visa Europa podría retener su estatus durante unos años hasta que fuese políticamente seguro reintegrarse en Visa Inc. En caso contrario, puede hacerlo mucho antes'.

Una puerta abierta a la reunificación de las firmas

Visa Europa dispone de una opción put por la que Visa Inc estaría obligada a comprar la firma europea a los bancos del Viejo Continente que conforman la asociación. Visa Europa tiene derecho a ejercer esta opción transcurrido un año desde la salida a Bolsa de Visa Inc. El precio a pagar se fijaría a partir de una proyección de los ingresos netos de Visa Europa durante los doce meses próximos al ejercicio de la opción put. La compra debería realizarse en efectivo o en una combinación de efectivo y títulos de Visa Inc.Por su parte, Visa Inc dispone de una opción call sobre Visa Europa, si bien es improbable que la ejerza. Para que esta opción sea materializable, debe disminuir el número de comercios adheridos a Visa Europa en un 25% o el de cajeros en un 45%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_