Legislación

EE UU financiará el control de fronteras con las multas que paguen los inmigrantes

La futura Ley de Inmigración que prepara Estados Unidos, y que supondrá la regularización de entre 12 y 15 millones de inmigrantes irregulares, podría reportar a las arcas de la Oficina de Ciudadanía e Inmigración unos 60.000 millones de dólares, como mínimo (algo más de 46.000 millones de euros).

Esta cifra se obtiene de multiplicar los 5.000 dólares de multa que deberán pagar los doce millones de irregulares -que como mínimo estiman que existen- en el momento de solicitar la ciudadanía estadounidense.

Con este dinero se autofinanciará la parte de la ley destinada a aumentar el control en las fronteras y a incrementar los efectos que combatirán la inmigración irregular. Así lo explicó ayer el director de esta Oficina, Emilio T. González, durante su visita al Real Instituto El Cano, donde también anunció que, tras la actual parálisis, la futura ley volverá a discutirse el Senado la próxima semana, con la intención de aprobar la norma 'en agosto que es cuando está el Congreso está en receso'. A esta cantidad se suman las multas de 1.000 dólares que deberán pagar los inmigrantes que sólo soliciten un permiso de trabajo y las multas a los empresarios que contraten a ilegales, que oscilarán entre 5.000 y un máximo de 25.000 dólares, si el empresario reincide. No obstante, todas estas cantidades están aún sujetas a la aprobación definitiva de la ley.