Servicios

Nace el Registro de Seguros de Vida

A partir de mañana, cualquier ciudadano que crea que puede ser beneficiario de un seguro de vida podrá comprobarlo en el nuevo Registro de Seguros de Vida. Este servicio evitará que ninguna de las pólizas de cobertura por fallecimiento queden sin cobrar por desconocimiento de sus herederos.

Se podrá acudir a comprobarlo al Registro transcurridos 15 días hábiles desde el fallecimiento, para lo que se tendrá que adjuntar el certificado de defunción del titular, rellenar la correspondiente solicitud -el impreso 790- y pagar una tasa de 3,33 euros en cualquier entidad bancaria. Los interesados obtendrán respuesta en el acto si acuden en persona a la oficina central del Registro -ubicada en la madrileña Plaza de Benavente- y en un plazo máximo de siete días si solicitan la información por correo.

El impreso 790 se puede encontrar en la oficina del Registro, en cualquiera de las 22 gerencias territoriales del Ministerio de Justicia, en los 432 registros civiles que existen en España, en el registro general del Ministerio y a través de Internet, en la web www-mjusticia.es, sección Atención al Ciudadano, apartado Trámites personales. Una vez obtenido el certificado donde constarán, en su caso, las aseguradoras con las que el titular tenía contratados los seguros, el interesado podrá acudir a estas compañías para conocer si es beneficiario o no del seguro.

Hasta el 18 de junio, fecha tope para que las aseguradoras volcaran los contratos de seguros, se habían registrado los datos de 50 millones de contratos de seguros de vida, procedentes de 201 compañías aseguradoras.

La directora general de Registros y Notarías, Pilar Blanco, aseguró hoy en rueda de de prensa, que se ha invertido un millón de euros en la creación de este Registro, que es único en el mundo y que eleva el grado de ¢transparencia y libertad¢ de la sociedad española.