Reportaje

iPhone, adiós a las dudas

Apple no acostumbra a proporcionar muchos datos sobre sus nuevos dispositivos antes de su lanzamiento, y aunque el iPhone ha sido el protagonista de al menos dos grandes eventos de la compañía, hay aún muchas preguntas sin resolver sobre este nuevo dispositivo, llamado a revolucionar la gama alta de los dispositivos móviles.

Muchas preguntas pueden ser en todo caso respondidas en estos momentos, a 15 días de que el iPhone empiece a comercializarse. La información proviene de las comparecencias de Steve Jobs en reuniones y eventos oficiales de Apple y las opiniones de quienes han tenido el teléfono en sus manos. No hay que descartar pues que para cuando el teléfono llegue a las tiendas nos llevemos alguna que otra sorpresa.

¿Cuánto cuesta?. El precio del nuevo teléfono será de 499 dólares -el modelo de 4 GB- y de 599, en el caso de que la capacidad sea de 8 GB. Son precios que van ligados al contrato con una operadora, por ahora el móvil no se ofrecerá en versión 'libre', aunque ya hay tiendas online que anuncian que revenderán algunos dispositivos, como Pure Mobile.

¿Es iPhone su nombre definitivo?. Eso parece, si Apple no cambia de opinión y sobre todo después de que Cisco decidiera retirar la demanda que presentó a principios de año contra Apple por usar esa marca. Ambas compañías podrá utilizar libremente esta insignia en todo el mundo.

¿Cómo puedo conseguirlo?. El teléfono llega al mercado el 29 de junio, pero para conseguirlo tienes que vivir en EE UU, ser cliente de AT&T o estar dispuesto a firmar un contrato que te atará a esta operadora durante dos años. Si cumples esas condiciones y quieres hacerte con un iPhone, dirígite a algun distribuidor de AT&T o a la tienda online de Apple en el día del lanzamiento, porque no se están admitiendo reservas. A Europa no llegará hasta finales de año.

¿Donde está el teclado?. El iPhone no tiene teclado mecánico, pero puede mostrar uno en pantalla que intenta predecir lo que queremos escribir para ahorrarnos tiempo. Hay quien ha expresado sus dudas sobre este sistema, pero Steve Jobs ya ha dicho que los usuarios sólo tienen que aprender a confiar en el teclado virtual y luego "empezar a volar".

Bueno, pues háblame de la pantalla. La pantalla es la gran novedad de este teléfono, la apuesta de Apple para revolucionar la forma en que manejamos los dispositivos portátiles. Se trata de una pantalla de 3,5 pulgadas con la que se verán vídeos y páginas web con una resolución de 320x480 píxeles, mucho más cómodamente que con un teléfono inteligente convencional o los reproductores de MP4 actuales. Pero lo importante es que se trata de una pantalla táctil, lo que permite jugar con diferentes configuraciones de los menús y adaptar el interfaz a las necesidades de cada herramienta. En la visualización de fotos, por ejemplo, un movimiento de los dedos en diagonal permitirá acercar el foco sobre una parte de la imagen, moverla o alejarla. Otro movimiento permite hacer scroll por las páginas de Internet y una pulsación es equivalente al clic sobre los iconos. Quienes han usado el iPhone dicen que la pantalla se ensucia con el tiempo, pero que eso no estropea la visibilidad de los menús cuando el aparato está encendido, y que limpiarla es bastante sencillo.

¿Y botones, tiene botones?. Casi todas las funciones de este móvil se controlan desde la pantalla táctil. Bajo ella hay un único botón con el que se controlan algunas opciones de menú. En uno de los laterales hay otro que permite varias el volumen y que sirve como botón de llamada. Un último swich en la parte superior, similar al de los iPods, bloquea la pantalla para que ninguna funcionalidad se active cuando llevas el teléfono en el bolsillo, si es que cabe.

¿Tan grande es?. No tanto. El iPhone es algo mayor que un iPod de quinta generación de 30 gigas. Mide 11,43x6,09x1,16 centímetros, y pesa unos 130 gramos. Hace pocas semanas se especuló sobre la posibilidad de que el tamaño del dispositivo hubiera cambiado, a la vista de unas imágenes de promoción en el que el teléfono parecía más pequeño. Lo que había cambiado era el tamaño de la mano del modelo.

¿Qué puedes contarme de la cámara?. El iPhone incorpora una cámara de dos megapíxeles, el objetivo está en la parte superior izquierda del reverso del teléfono. Como sucede en casi todos los móviles, no dispone de zoom óptico. Toma fotografías pero por el momento no está preparada para grabar vídeo.

¿Qué conexión usa para Internet?. Los usuarios del iPhone tienen dos opciones para navegar por Internet. Puedes confiar en la conexión EDGE que ofrece AT&T, que no es 3G y por lo tanto proporciona un tráfico de datos bastante lento, o engancharte a la red a través de cualquier punto de acceso WiFi; no hay tantos pero podrás disfrutar de una navegación mucho más cómoda. Para conectarte con otros dispositivos puedes utilizar el estándar Bluetooth 2.0+EDR.

¿Es cierto que no podré cambiarle la batería?. Si y no, es decir, la batería podrás cambiarla por otra si existe algún problema, pero para hacerlo tendrás que enviársela a Apple, no podrás hacerlo tu mismo, tal y como sucede con el iPod. La compañía asegura que el teléfono puede funcionar durante 16 horas en reproducción de sonido, y cinco si se utiliza para vídeo, llamadas o navegación de Internet.

¿Qué programas trae?. Además del programa que convierte la pantalla en un teclado y permite realizar llamadas, el gestor de correo electrónico, el navehador Safari, y el reproductor al estilo iPod (audio, vídeo e imágenes), el móvil de Jobs incorpora otro software de fábrica. A saber, un sistema de envío de SMS que simula un cliente de chat, calendario (no sincroniza con Outlook), calculadora, Google Maps, infomación del tiempo, notas personales, reloj y un apartado de configuración.

¿Admite software de otras compañías?. El navegador Safari del iPhone estará abierto a los programas que cualquiera pueda desarrollar. Para ello deberán utilizar las tecnologías AJAX, con las que se están creando ya aplicaciones maravillosas para la web pero que algunos expertos consideran insuficientes para convertir al teléfono de Apple en una verdadera plataforma para el desarrollo de aplicaciones móviles. A parte de esas aplicaciones, el dispositivo de Apple no admitirá la instalación de programas de Palm, Symbian o Windows, ni si quiera de software para su sistema operativo Mac OS X.

¿Y habrá accesorios?. Los fabricantes de accesorios ya están frotando las manos, pues esperan hacer con el móvil de Apple tanto negocio como con el iPod, que mueve un mercado paralelo que ronda los 1.000 millones de dólares. Además de las fundas fabricadas por terceros que se espera estén disponibles en su lanzamiento estadounidense, Apple ha anunciado un par de auriculares, y un conjunto de auricular y micrófono.