Peligro

La Bolsa de Bombay teme a las subidas de tipos

La inflación pone en peligro el crecimiento de India

India es un caso especial entre los mercados emergentes: no es un país dependiente de sus exportaciones, sino que tiene una rica demanda interna que ha sido clave para lograr un crecimiento medio del 7% en los últimos cinco años. 'El fuerte crecimiento de India se está consiguiendo con las exportaciones jugando un papel secundario', explican en un informe los analistas de BNP Paribas.

India es el tercer país asiático de mayor crecimiento después de China y Vietnam, como atestigua su mercado de valores, que se ha revalorizado un 322% entre 2001 y 2006. Sólo este año la subida es el 49%.

Esta evolución ha convertido al país en miembro del selecto grupo emergente de los Bric, junto con Brasil, Rusia y China. Pero igual que el mercado interior ha sido clave para la mejora económica de India, se ha convertido en un factor de riesgo, porque el crecimiento es muy dependiente de las políticas monetarias y gubernamentales. El ratio de exportaciones sobre el PIB alcanzó sólo un 20,6% en 2006.

'Creemos que el fuerte ritmo de crecimiento se mantendrá en el corto y medio plazo', explican los analistas de West LB Mellon. 'Sin embargo, estamos preocupados por la habilidad de la economía para lidiar con un crecimiento tan rápido sin generar presiones inflacionistas significativas'.

India, con un 6,3%, tiene uno de los ratios de inflación más elevados de Asia, después de Indonesia (13,1%) y Filipinas (6,3%). 'La inflación está muy dirigida por la demanda, dado el alto nivel de consumo', explican en BNP.

Los datos económicos que se van conociendo están siendo mejor de lo esperado, lo cual aumenta el riesgo de que suban los tipos de interés oficiales del país, actualmente en el 7,75%.

'Aunque la inflación ha sido algo menor en el último mes, creemos que el riesgo permanece y que podrían ser necesarias nuevas subidas', señalan desde West LB Mellon. 'Históricamente, la economía doméstica ha estado estimulada por tipos de interés bajos (y éste ha sido el mayor motor de crecimiento); así que subidas de tipos continuadas no pueden sino ralentizar la demanda interna'.

Las perspectivas a medio y largo plazo para la economía india son buenas. El Gobierno prevé un ritmo de crecimiento del 10% para cuando termine el Undécimo Plan, proyecto que entre otros objetivos pretende un crecimiento del 4% en el sector agrícola, más empleo, la reducción de disparidad entre regiones y asegurar el acceso a infraestructuras básicas, sanidad y educación.

A corto plazo hay más dudas, precisamente por cómo evolucionen la inflación y los tipos. 'Aunque pensamos que la historia de India sigue siendo positiva, somos más cautos en el corto plazo por el efecto de las subidas de tipos sobre la economía, así como por la ralentización del crecimiento de las compañías a medida que alcanzan máxima capacidad y necesitan elevar la inversión en capital', subrayan en West LB.

Un mercado bursátil que sigue estando caro

'El mercado indio sigue caro en relación con el resto de Asia, así como con su propia historia', sostienen en West LB Mellon. El mercado cotiza con un PER para 2007 (veces que el beneficio de las compañías está incluido en las cotizaciones) de 18 veces y un PER de 15,5 veces para 2008. La media de los mercados asiáticos se sitúa en 15 y 13 veces, respectivamente.

No obstante, las valoraciones son similares a las de la Bolsa china, cuya subida reciente es motivo de preocupación. Pero los analistas, prefieren a China, debido a la incertidumbre a corto plazo de la economía india.