Retroceso

China vuelve a desplomarse sin contagiar otras Bolsas

Las Bolsas chinas sufrieron ayer un nuevo revés, que provocó un retroceso del 7,7% del CSI 300, un índice que recoge el comportamiento de las acciones A (para inversores domésticos) de las Bolsas de Shanghai y Shenzen.

El desplome comenzó después de que el principal diario financiero del país afirmara que el Gobierno no tiene intención de detener la caída de la Bolsa. En las últimas cuatro sesiones, las Bolsas de China han perdido un 16% de su valor, equivalente a una capitalización de 260 millones de euros.

El gobierno chino ha emprendido un paquete de medidas para enfriar los mercados del país, temeroso de que se esté formando una burbuja. El índice CSI 300 acumula una revalorización del 72% este año, y registró un alza del 121% en 2006.

Durante la caída de ayer, más de la mitad de los valores que componen el CSI 300 sufrió pérdidas de hasta el 10%, el nivel máximo de fluctuación de las acciones, según la legislación china.

No obstante, el retroceso de ayer no se contagió a otros mercados asiáticos. El índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong subió un 0,62%, mientras que el Nikkei de Tokio cerró con un alza del 0,08%.

La semana pasada, las Bolsas de China sufrieron también fuertes descensos a raíz de la decisión del Gobierno de elevar al 0,3% el impuesto sobre las plusvalías, en un intento de enfriar la subida del mercado.