Pilar González de Frutos

'La supervisión debe respetar la peculiaridad del seguro'

Ha sido la primera presidenta independiente de la patronal del seguro y ahora repite mandato. Para los próximos cuatro años se ha propuesto profundizar en las tareas de lobby ya emprendidas

'La supervisión debe respetar la peculiaridad del seguro'
'La supervisión debe respetar la peculiaridad del seguro'

Su renovación al frente de Unespa estaba cantada. La fórmula de una presidencia independiente, ocupada por un gestor no vinculado a ninguna compañía, parece asentarse en la patronal del seguro. Con todo, la elección de los órganos de la asociación no ha estado exenta de baches. El más relevante: el enfrentamiento entre Mapfre y Mutua Madrileña en el seno de la asociación, que se saldó con el abandono por parte de la segunda compañía de los niveles de gobierno de Unespa.

El choque entre Mapfre y Mutua Madrileña ha dañado la imagen de la patronal. ¿Qué toca hacer ahora para restaurarla?

Trabajamos en un plan cuatrienal y estoy convencida de que será respaldado por todos los miembros de Unespa, y eso supone el 95% de las primas del sector.

'El Estatuto del Trabajador Autónomo no originará roces con los mediadores'

'Hay que sopesar los esfuerzos y beneficios que genera toda nueva ley antes de iniciarla'

Entonces, ¿pretende Unespa modificar sus actividades de lobby?

El pasado mandato se fijaron unos objetivos. No prevemos establecer novedades, sino profundizar en las líneas marcadas. Es decir, mantener los contactos con consumidores, trabajadores, Gobierno y autoridades legislativas.

El Ejecutivo ha propuesto repartir la supervisión de seguros entre CNMV y Banco de España, pero reconoce que no lo logrará esta legislatura. ¿Hay posibilidades de que este proyecto quede en la cuneta si hay un cambio en Moncloa?

La supervisión de seguros en España es muy profesional, por tanto no creo que mejorar su calidad sea el objeto del cambio. Es cierto que existen unos principios internacionales que piden que el supervisor sea independiente del Gobierno, por eso cualquier Ejecutivo tiene esa propuesta encima de la mesa.

Sea cual sea la iniciativa que salga adelante, queremos que se consideren las características específicas del sector asegurador en las tareas de supervisión. Hay diferencias sustanciales entre los tres subsectores financieros (banca, seguros y valores) porque su naturaleza es muy distinta.

En varias ocasiones usted se ha quejado de que hay demasiadas novedades legislativas en marcha. ¿Está saturado el sector?

Tenemos varios niveles regulatorios: Europa, España y organismos territoriales. Pienso que antes de emprenderse cualquier iniciativa legal debe considerarse el esfuerzo que supone y los beneficios que genera y no creo que siempre se haga ese análisis previo.

Una de las normas en proceso de tramitación es el Estatuto del Trabajador Autónomo. ¿Cómo les afecta?

Nuestra principal preocupación está vinculada con los agentes exclusivos. El Estatuto altera la relación mercantil establecida por la Ley de Mediación entre el agente y la entidad aseguradora. No creo que surjan fricciones porque las compañías defendamos esta postura debido a que los agentes desean ser autónomos, no autónomos dependientes, porque esa figura se ajusta más a su labor profesional.

Algunos planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) ligan su rentabilidad a fondos de inversión en lugar de centrarse en renta fija. ¿Le está perdiendo el miedo a la Bolsa el sector asegurador? ¿Se ha olvidado el fiasco de los unit linked?

Nunca tuvo miedo a la Bolsa. Otra cosa es que sea responsable y serio. El seguro sabe adaptarse a lo que busca el cliente y si pide más rentabilidad, ahí está el sector. Como es lógico, cualquier producto vinculado a la Bolsa sigue la evolución del mercado. En el caso de los unit linked, la eliminación de los peajes fiscales al cambiar de fondo de inversión hizo que perdieran atractivo.

'España carece de cultura de ahorro financiero'

La reciente irrupción de productos de ahorro individuales traídos desde Estados Unidos no sorprende a Pilar González de Frutos. En opinión de la presidenta de Unespa 'las novedades en cualquier servicio tienen una vigencia corta. En España ya hay una oferta amplia de productos. Lo que falta es una cultura de ahorro financiero, a largo plazo y finalista'. Con todo, reconoce que 'si los nuevos productos son atractivos y tienen éxito, tenderán a ser replicados'.

En el área de seguros colectivos, la ejecutiva destaca la importancia que tendrán los recién creados planes de previsión social empresarial (PPSE) para acercar el ahorro a los empleados de las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas. 'Estos seguros incorporan las mismas contingencias que los planes de empleo, garantizan un tipo de interés y cuentan con el mismo tratamiento fiscal. Además, se adaptan mejor a las necesidades de las pymes porque no exigen formar una promotora'.

La responsable de la patronal se muestra, no obstante preocupada, con dos temas: la dependencia y los productos de rentas basados en hipotecas. En opinión de González de Frutos, 'será difícil que exista una demanda de productos de dependencia con el modelo que se ha diseñado porque hay un excesivo recurso al erario público y eso no incentiva que las familias tomen posturas previsoras'. Sobre la segunda cuestión considera que 'al igual que la hipoteca inversa, tanto la hipoteca pensión como la vivienda pensión deberían gozar de ventajas fiscales'.

Las firmas nacionales llevan al día los deberes

González de Frutos confía en el trabajo que desarrollan las aseguradoras de cara a las nuevas exigencias de solvencia que llegan desde Fráncfort. 'Seguro que no les pilla el toro', afirma.

¿Se están preparando adecuadamente las entidades españolas para Solvencia II, la nueva norma que fijará los cánones de solidez que deben cumplir las compañías?

Tenemos un mercado muy participativo en los estudios de impacto que se están desarrollando, tanto en número de aseguradoras como por volumen de negocio. Aun así, desde Unespa seguimos facilitando la participación. Por eso hemos puesto en marcha medidas de ayuda para que las entidades se impliquen en el tercer análisis que se realiza durante estas semanas. Las compañías están cada vez están más preparadas para Solvencia II.

Hace algunas semanas, la Dirección General de Seguros, impuso un gestor a Mutual Flequera de Cataluña (MFC). ¿Se trata de un caso aislado o es el exponente de la difícil situación que atraviesan algunas compañías pequeñas que centran su actividad en un único ramo?

La medida era una forma de reconducir una situación concreta de solvencia patrimonial y en absoluto tiene por qué ser indicativo de la salud del seguro español. Es muy alto el cumplimiento del grado de solvencia en el sector.

Las compañías pequeñas se acaban de hacer un hueco en los órganos de gobierno de la asociación. ¿Cambiará esto, de alguna manera, la sensibilidad de Unespa?

No creo que cambie la cultura de la casa porque la misión de Unespa es defender los intereses del seguro español en su conjunto, con las características estructurales que tiene. Cada una de las entidades es diferente, no sólo por tamaño, sino por el ramo donde opera, el canal de distribución, su ámbito territorial, forma jurídica y procedencia del capital.