Batalla legal

Un acuerdo millonario acaba con las reclamaciones a las aseguradoras de las Torres Gemelas

Los propietarios y el arrendatario del World Trade Center han alcanzado un acuerdo con las aseguradoras por el que estas pagarán 1.486.000.000 de euros (2.000 millones de dólares), según ha informado este miércoles el el gobernador de Nueva York. Con esta medida quedarán zanjados los litigios pendientes sobre el complejo de las Torres Gemelas de Manhattan, que se derrumbaron tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

El acuerdo extrajudicial se ha logrado después de dos meses de intensas negociaciones, en las que ha intervenido el gobernador Eliot Spitzer y el Superintendente Estatal de Seguros, Eric R. Dinallo.

Spitzer ha señalado que las reclamaciones a las aseguradoras que había pendientes suponían la "última mayor barrera" para la reedificación del complejo y generaron una agria batalla legal que ha durado seis años.

"Este acuerdo es resultado de un amplio esfuerzo de colaboración entre muchos y garantiza que la Autoridad del Puerto y Silverstein Properties tendrán los recursos financieros para cumplir con sus obligaciones y edificar en la zona del World Trade Center", señaló el gobernador al anunciar el acuerdo.

Silverstein arrendó el conjunto de edificios a la Autoridad del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey en julio del 2001, apenas dos meses antes de que dos aviones comerciales secuestrados destruyeran las Torres Gemelas y otros edificios próximos.

En el momento de los atentados, el 11 de septiembre, no se habían firmado aún todas las pólizas de seguros que cubrirían el complejo, lo que dio lugar a una intensa y agria disputa en los tribunales entre la compañía de Larry Silverstein y las empresas de seguros.

Silverstein reclamó indemnizaciones por valor de 7.000 millones de dólares con el argumento de que el atentado contra las Torres Gemelas constituía dos ataques terroristas distintos.

Sin embargo, un tribunal dictaminó en diciembre del 2004 que el promotor y sus asociados, que habían arrendado el complejo por un periodo de 99 años, tenían derecho a percibir un máximo de 3.479 millones de euros (4.680 millones de dólares).

Hasta el momento las aseguradoras han pagado alrededor de la mitad de esa cifra y el resto seguía siendo objeto de disputa entre las partes.

Las empresas implicadas en el acuerdo son Travelers, Zurich American Insurance, Swiss Reinsurance, Employers Insurance Company of Wausau, Allianz Global Risks US, Industrial Risk Insurers y Royal Indemnity.

Como parte del acuerdo, las aseguradoras y Silverstein se han comprometido a no hacer públicas las cantidades que abonará cada empresa y que suman un total de 1.500 millones de euros (2.000 millones de dólares).

En septiembre del 2006, Silverstein y la Autoridad del Puerto llegaron a un acuerdo por el que la entidad biestatal levantaría la Torre Libertad, el edificio más alto y más simbólico en la zona, y otro rascacielos, mientras que el promotor neoyorquino construiría los edificios 2, 3 y 4, considerados los más rentables.

El promotor y la Autoridad del Puerto han acordado repartir los fondos de las aseguradoras de forma que Silverstein recibirá alrededor de un 56 por ciento de las compensaciones y la entidad propietaria un 44 %.

"Este acuerdo pone fin a la última incertidumbre acerca de la reconstrucción del World Trade Center y permitirá que la edificación siga adelante a pleno ritmo", señaló el promotor inmobiliario.