ERE

PSA recorta 4.800 empleos por la caída de las ventas y la rentabilidad

El director de Recursos Humanos de PSA Peugeot-Citroën, Jean-Luc Vergne, justificó ayer la decisión de la empresa de recortar 4.800 empleos en Francia en 2007 por la degradación de las ventas en Europa occidental y de la rentabilidad. PSA celebró ayer una reunión con el comité central de empresa al objeto de explicar a los representantes sindicales más detalles sobre este recorte previsto con bajas voluntarias y jubilaciones no cubiertas.

Vergne aseguró que la caída de las ventas y la rentabilidad han obligado, para recuperar la empresa, a acelerar la reducción de costes y de gastos estructurales. 'Hemos decidido no recurrir a planes sociales con despidos, pero no cubriremos las bajas que se produzcan', subrayó. Las instalaciones más afectadas serán los centros de Vélizy, Carrières-sous-Poissy, Sochaux- Belchamp y La Garenne, aunque la mayor parte de las plantas se verán afectadas de alguna forma. PSA anunció el pasado año medidas de ajuste entre las que se incluía la eliminación de 10.000 puestos en Europa. 7.000 bajas ya se han llevado a cabo.

El presidente Christian Streiff, tiene previsto presentar el nuevo plan de acción, conocido como CAP 2010 en la junta general de accionistas del 23 de mayo.