EDITORIAL

Paso al frente de Telefónica

La compra del 10% del capital de Telecom Italia por parte de Telefónica es el primer paso en la consolidación del sector de las telecomunicaciones en el Viejo Continente, si se hace abstracción de operaciones menores en países de pequeño tamaño. Los analistas coinciden en que la operación tiene todo el sentido estratégico para Telefónica, además de pagar un precio atractivo. La compañía española toma posiciones en el núcleo duro europeo continental, tras disponer de una cuota de mercado considerable en el Este europeo, en Reino Unido y en Latinoamérica, además de posiciones iniciales en China.

Telefónica frena, además, la expansión de su gran adversario en América, América Móvil. En todo caso, tal como las autoridades le reclaman tanto en Italia como en Brasil, debería aclarar detalles del acuerdo en parte opacos, como el poder de decisión en Italia o los problemas de competencia en Brasil.