Cierre de mercados

El Ibex recupera los 14.600 puntos tras el desplome de ayer

Cautela entre los inversores tras el pinchazo inmobiliario sufrido ayer, que dejó al Ibex con 400 puntos menos y una caída del 2,73%. Hoy terminaba la jornada con una tímida subida del 0,29%, que le permitía recuperar los 14.600 puntos y con la gran mayoría de los grandes valores en positivo. Gran parte de las constructoras e inmobiliarias que ayer se hundieron han corregido su tendencia negativa.

Entre los grandes valores del mercado, Santander terminó la jornada con una subida del 1,12%; Telefónica, del 0,72%; y Endesa, del 0,20%. Por contra, Repsol perdió el 0,12% e Iberdrola cedió el 1%.

Al cierre de la sesión, la mayoría de las constructoras e inmobiliarias que ayer cerraron con grandes pérdidas se recuperaban de los números rojos de la mañana. Así, Astroc lo hacía con subidas del 0,75%; Inmocaral terminaba con un avance del 2,31%, el mayor del Ibex. Acciona recuperaba un 1,92%; Colonial conseguía avanzar un 2,60%; Inmocaral, un 2,31%; Metrovacesa, un 0,35%; Montebalito, por su parte, perdía un 0,09%; Inbesos, un 1,25%; y Sacyr Vallehermoso, un 0,76%.

BBVA, que ha presentado hoy sus resultados en el primer trimestre de 2006, se dejaba al final del día un 0,11%. La entidad obtuvo en el primer trimestre un beneficio atribuido de 1.950 millones de euros, un 91,2% más que en el mismo periodo del año anterior, gracias a la venta de su participación en Iberdrola, que le aportó unas plusvalías de 696 millones.

Solbes resta importancia a las bajadas

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha restado hoy importancia a las caídas que están sufriendo las bolsas mundiales y en especial las compañías inmobiliarias españolas y señaló que esta situación nada tiene que ver con la marcha del sector de la construcción y de la vivienda en España.

En declaraciones en los pasillos del Senado, Solbes negó que la corrección que están experimentando los valores inmobiliarios se enmarca en un contexto general de caída de los mercados bursátiles, que se movían en máximos históricos. Esto, añadió, no afecta al sector de la vivienda "como algunos pretenden extraer en sus conclusiones".