Fondos

El tirón del cambio climático

Cada vez son más los fondos que invierten en energías renovables y recursos naturales

El cambio climático, que parece un hecho, aunque todavía haya algunas discrepancias acerca de su origen, esta ya teniendo efectos en determinados sectores económicos y se prevé que esta tendencia no haga más que intensificarse en los próximos años.

Uno de los efectos más conocidos ha sido en el sector de las llamadas nuevas energías y energías renovables. El efecto ha sido muy positivo ya que un gran número de compañías operando en nuevas tecnologías como eólicas, solares, biocombustibles, etc. han florecido al calor de las buenas perspectivas, las ayudas públicas y el encarecimiento de las materias primas energéticas tradicionales como el petróleo y el gas.

Un número creciente de estas compañías ha pasado a cotizar en bolsa y han disfrutado de importantes revalorizaciones en los últimos años. Las gestoras de fondos de inversión, incansables y activas buscadoras de nuevas oportunidades de inversión, no han sido ajenas a los hechos y han lanzado productos que invierten en este tipo de acciones. Como pudiera esperarse fueron algunas de las gestoras más grandes e internacionales, o bien de las más sofisticadas, las pioneras.

Así, las gestoras de grupos como Merrill Lynch, Credit Suisse, SAM o Vontobel por ejemplo lanzaron hace ya un buen número de años fondos de inversión especializados en este sector. Los mejores productos acumulan rentabilidades en euros alrededor del 90% en los tres últimos años y ello a pesar de que su ámbito geográfico de inversión es global. Esto último ha supuesto que numerosas inversiones en compañías estadounidenses o asiáticas se hayan visto seriamente perjudicadas por la fortaleza del euro con respecto al dólar, el yen u otras dividas asiáticas. Las gestoras nacionales no han quedado al margen de esta tendencia y encontramos productos de grupos medianos pero dinámicos como CAM o Ibercaja.

Sin embargo, la energía no es la única área que se ha beneficiado de las preocupaciones por la sobre explotación de los recursos naturales de la tierra y su posible efecto negativo en la sostenibilidad del planeta y el cambio climático. Otras materias primas de tipo mineral también han visto sus precios protagonizar importantes escaladas de precios en los últimos años. De igual forma, son unos cuantos los fondos que invierten en compañías mineras y que se encuentran disponibles para el inversor español. Las grandes gestoras internacionales dominan de nuevo pero Santander o Caixa Catalunya también ofrecen opciones al inversor nacional.

Sin embargo, los productos novedosos no se quedan ahí. Otro de los temas de inversión que se han identificado como una buena oportunidad por parte de algunas gestoras es el agua. El líquido elemento es visto como un recurso que puede convertirse en estratégico y clave en un mundo con población en crecimiento y donde el consumo aumenta aún a mayor ritmo por efecto del fuerte desarrollo económico de un buen número de países emergentes.

La gestora suiza Pictet es la más conocida en este ámbito, ya que su fondo, Pictet Water ha tenido abundante atención informativa además de un fuerte crecimiento de patrimonio y buen comportamiento. Pero no es la única, ya que la gestora SAM también dispone de un producto que invierte en compañías operando en tecnologías, productos y servicios relacionados con el agua que ha disfrutado de excelentes rentabilidades.

Más novedoso es todavía la inversión en compañías relacionadas con la agricultura y las materias primas alimentarias. Esto resulta verdaderamente interesante y posiblemente chocante, ya que el sector primario en general era visto hasta hace poco como un sector extremadamente maduro y de menguante importancia en los países desarrollados.

La gestora DWS, recientemente ha registrado a la venta en España un fondo, DWS Invest Global Agribusiness, que invierte en empresas vinculadas al sector agrícola. En la presentación del producto se apunta al crecimiento de la población y a las nuevas demandas alimenticias que proceden de los países en desarrollo, como las principales razones que hacen a esta industria como una de las más atractivas y con mayor potencial. El fondo invierte también en compañías en subsectores con excelente potencial como el biofuel, la agro-meteorología o la acuicultura. Lipper identifica en su base de datos un buen número de fondos que invierten en el sector alimentario, como Urquijo, Robecco, ING o Credit Agricole, pero no tienen esa característica de concentrar las inversiones en nichos concretos con especial atractivo.

Análisis. Invertir en distintos sectores

Las inversiones en fondos sectoriales pueden ser una excelente manera de diversificar la cartera de inversión además de aprovecharse de potenciales oportunidades.

Sin embargo, por su propia definición, tienen limitada su inversión sólo a determinados valores que además suelen comportarse de manera similar.

El resultado es un mayor riesgo que productos de renta variable de amplitud geográfica y por lo tanto nunca deben de suponer más del 20% de la cartera total.