Inmobiliario

La inmobiliaria Astroc pierde un 43% de su valor en Bolsa en un día

Astroc vivió ayer una jornada de pánico en Bolsa tras la publicación de la auditoría de sus resultados, en la que se apuntan operaciones vinculadas y riesgos por su negocio en la comunidad valenciana. La inmobiliaria perdió un 42,91% de su valor en Bolsa.

La inmobiliaria valenciana Astroc perdió ayer en Bolsa un 42,91% de su valor cerrando a 25,98 euros por título. La publicación de la auditoría de las cuentas del ejercicio pasado de la compañía, ayer en Cinco Días, hundió la cotización de la empresa presidida por Enrique Bañuelos, según varios analistas consultados.

El informe da cuenta de varias operaciones vinculadas, entre ellas la venta a Bañuelos por parte de Astroc de las sedes de sus fundaciones en Madrid, Valencia y Mallorca, que impulsaron el resultado de la empresa el pasado año. La auditoría apunta además como riesgos la modificación de la normativa urbanística valenciana, que implica más controles que la anterior y que podría afectar a los Planes de Actuación Integral (PAI) de Astroc, en tramitación. La inmobiliaria asegura, no obstante, que sus proyectos se tramitaron antes de la aprobación de la nueva ley, por lo que se regirán por la norma anterior.

Hacia las 10:30 horas de la mañana de ayer Astroc ya perdía más de un 24% de su valor. Distintas fuentes especularon con la posibilidad de que uno de los principales accionistas de la inmobiliaria estuviera vendiendo su participación, lo que fue negado por la compañía. Al mediodía tanto las agencias nacionales como internacionales apuntaron ya entonces a la información desvelada por el informe de auditoría como la razón que explicaba la caída.

A las 13.39 horas la Comisión Nacional del Mercado de Valores publicaba un comunicado de Astroc contestando al requerimiento del organismo regulador del mercado español en relación con la caída que estaba experimentando el valor. 'Esta sociedad', decía el comunicado de Astroc, 'no tiene conocimiento de ninguna información relevante que pueda afectar negativamente a la misma, sus actividades, sus operaciones o el marco regulatorio en el que la misma opera'.

En general los analistas consultados ayer indicaron que la subida del valor de Astroc en Bolsa (empezó cotizando en mayo de 2006 a 6,4 euros por acción, y alcanzó los 75 euros en febrero de este año), no obedecía a razones lógicas de negocio y que por lo tanto era de esperar una corrección importante a la baja.

'Las informaciones que incluye la auditoría son muy preocupantes. Es un valor para tener cuidado', dijo un intermediario citado por las agencias Reuters y Europa Press que pidió el anonimato. Las mismas agencias también recogieron la opinión de Pablo Gaya, analista de Capital Work: 'Esto es la historia de Astroc, subidas muy bruscas y caídas también muy bruscas', comentó, y añadió que los riesgos por el cambio de la Ley Urbanística han 'atacado la línea de flotación de la compañía'.

'El problema con Astroc es que cualquier excusa es buena para vender', opinó Juan José Figares, jefe analista de Link Securities en Madrid, en unas declaraciones a la agencia Bloomberg. 'La caída de hoy se debe al informe publicado en Cinco Días', añadió. Nozar, Amancio Ortega, Caixa Galicia y Carmen Godia son los principales accionistas de Astroc Mediterráneo, además de Bañuelos con el 51,5%. La inmobiliaria Rayet salió hace un mes del capital al otorgar a Bañuelos una opción para que comprase su 5,1% a 40 euros por acción.

El sector aguanta

La caída de Astroc no lastró demasiado al sector en Bolsa. Parquesol fue la más penalizada con una caída del 2,57%; Urbis perdió el 2,39% e Inmocaral, el 1,36%. Renta Corporación bajó un 0,93%; Fadesa, el 0,8%, igual que Colonial, y Metrovacesa, el 0,5%.

Bañuelos: 'Apuesta total' por la compañía

En dos ocasiones tuvo que salir ayer el presidente de Astroc, Enrique Bañuelos, a dar explicaciones por la brusca caída del valor en Bolsa. La primera fue a requerimiento de la CNMV y en ella se limitó a apuntar que desconocía los motivos por los que la compañía estaba siendo castigada en su cotización. Con el mercado ya cerrado, Bañuelos emitió un comunicado de prensa en el que reiteró 'su apuesta total por la compañía', recordando que tanto él como otros accionistas de referencia, como Carmen Godia y la familia Nozaleda habían aumentado su participación recientemente. Bañuelos defendió el modelo de negocio de su compañía. 'Astroc ha adquirido Landscape y Rayet Promoción, dando una nueva dimensión a la empresa y presencia en toda España', rebajando el riesgo de estar concentrado sólo en la Comunidad Valenciana, 'y ha diversificado su cartera de activos'. El máximo accionista de Astroc justificó igualmente la venta de las sedes de la Fundación Astroc a su patrimonial CV Capital, al considerar que se trata de 'activos no estratégicos para la compañía'. Finalmente, Bañuelos apuntó como objetivos para el presente ejercicio la integración de las compañías del grupo, la promoción de primera residencia y de viviendas de protección oficial, la activación de la cartera de suelo, la internacionalización de la empresa, con compras en EE UU, Brasil y México y 'la entrada en nuevas líneas de negocio relacionadas con el subyacente inmobiliario'.