Movimientos en el sector aéreo

Bruselas libera el tráfico aéreo entre la UE y Estados Unidos

El consejo de ministros de Transportes de la UE ha ratificado hoy el acuerdo de 'cielos abiertos' con Estados Unidos, que liberará el tráfico aéreo entre ambos lados del Atlántico, facilitará las fusiones y adquisiciones de aerolíneas y creará 80.000 puestos de trabajo en cinco años. Los Veintisiete han conseguido desregular el sector de la aviación en Europa, después de que Reino Unido superara sus reticencias iniciales, según fuentes comunitarias.

Iberia resulta especialmente apetitosa en un marco de "cielos abiertos". Su posición es estratégica y despierta el interés de compañías aéreas e inversores en general. Por eso, en el texto enviado ayer a la CNMV Iberia reconocía el "interés del mercado" y autorizaba a su presidente, Fernando Conte, a "facilitar información a potenciales inversores" que tengan la "solvencia económica y capacidad técnica" para afrontar la concentración. El consejo de administración daba a Conte vía libre para que, una vez aprobado el acuerdo europeo con Estados Unidos, consiga el mejor postor.

Las ventajas de un 'cielo abierto'

Los ministros de Transportes han conseguido vencer hoy las resistencias de Reino Unido y aprobar el acuerdo alcanzado el pasado 2 de marzo con Estados Unidos para liberalizar el tráfico aéreo entre las dos orillas del Atlántico. Este acuerdo generará 12.000 millones de euros de beneficios, creará 80.000 puestos de trabajo, y generará más de 25 millones de pasajeros adicionales durante los próximos cinco años, según los datos de la Comisión.

La principal novedad del acuerdo es que elimina la denominada ''cláusula de nacionalidad'' presente en los actuales acuerdos bilaterales entre cada Estado miembro y EE.UU. Así, cualquier aerolínea europea podrá volar desde todos los aeropuertos de la UE hasta el otro lado del Atlántico. El compromiso incluye también cuestiones de convergencia reguladora, seguridad, competencia, ayudas de Estado o código compartido.

Una vez salvado este paso, el acuerdo se firmará el próximo 30 de abril en la cumbre entre la UE y EE.UU en Washington y empezará a aplicarse el 28 de octubre. La segunda fase de las negociaciones para profundizar la liberalización del tráfico aéreo comenzaría en enero de 2008.