Mercados

La volatilidad impone su dominio en la Bolsa

Aunque ha disminuido notablemente en las últimas dos sesiones, la volatilidad sigue pisando fuerte en el mercado español. El índice de volatilidad implícita del Ibex, que proporciona diariamente el mercado secundario oficial de derivados, MEFF, se situó ayer en el 17,9%, más de dos puntos por encima del promedio del año, que es del 15,24%.

El índice de volatilidad refleja la desviación típica del índice sobre su tendencia general. En las fuertes subidas y bajadas llegó a acercarse al 24%, una cota no vista desde las fuertes correcciones sufridas por la Bolsa entre mayo y junio del año pasado.

'Cuando más volátil es un activo, mayor es la posibilidad de obtener grandes beneficios o grandes pérdidas y, por tanto, mayor es su riesgo', explican desde MEFF.

La tendencia actual consolida una trayectoria de incremento de la volatilidad que comenzó a gestarse a finales del año pasado. Mientras que a lo largo de 2006, el promedio del índice de volatilidad del Ibex se situó en el entorno del 10,9%, este año, lo más bajo que se ha situado el índice es en el 11,4% registrado a mediados de febrero. De hecho, desde que ha comenzado la fase correctiva de la que aún no se ha recuperado el Ibex, el promedio de volatilidad se ha elevado hasta un 19,8%.

En una Bolsa agitada, las posibilidades de éxito son más interesantes. Pero, de la misma manera, fracasar se paga mucho más caro.

Sube el dólar

El dólar inició la semana con subidas frente al resto de las principales divisas. El euro cayó levemente y se situó en el entorno de 1,33 dólares. Acumula, no obstante, una apreciación cercana al 0,7% en lo que va de año. El yen se depreció hasta 117,5 dólares.