Tabaco

Imperial insiste en negociar con Altadis pese al rechazo de la oferta a 45 euros

Imperial Tobacco mantiene su apuesta por Altadis pese al rechazo manifestado el viernes por el consejo de administración de la franco-española. Asegura estar dispuesta a progresar con un diálogo amistoso, mientras Altadis estudia 'sus mejores opciones'.

La tabacalera británica no ceja en su empeño por hacerse con el control de Altadis. Pese a que el consejo de administración encabezado por Antonio Vázquez comunicó en la noche del viernes su rechazo a la propuesta de su competidora, Imperial Tobacco no da marcha atrás en sus intenciones. 'Hemos visto el comunicado del consejo y estamos discutiéndolo internamente', reconocía ayer un portavoz de la británica, quien reiteró su intención de llegar a un acuerdo. 'Miramos hacia adelante para seguir progresando en un diálogo amistoso', aseguró.

Respecto a las informaciones que apuntaban la intención de Imperial de incrementar los 45 euros ofrecidos por cada acción de Altadis, desde la británica señalaban que se trata únicamente de 'especulaciones' ya que la tabacalera aún no ha tomado ninguna decisión.

La determinación de Imperial por seguir apostando por un acercamiento 'amistoso' contrasta con el rechazo que la oferta ha suscitado en el consejo de administración de la antigua tabacalera que, tras reunirse en la noche del viernes, manifestó su rechazo unánime a la propuesta por no reflejar 'el valor estratégico de la compañía'. Según Altadis, los 11.525 millones ofrecidos por su rival no tenían en cuenta el valor de 'sus activos únicos y diversificados, así como tampoco sus perspectivas de crecimiento futuro'. Además, el consejo reiteraba, como ya hizo el jueves en su primer comunicado a la CNMV, que la propuesta de Imperial tenía carácter de 'no solicitada' y que ésta se enmarcaba 'en el contexto del proceso de consolidación del sector de cigarrillos en curso'.

Una de las razones que estaría detrás del rechazo sería el precio propuesto por Imperial, ya que los 45 euros ofertados serían insuficientes. De hecho, el banco de negocios que está asesorando a Imperial en la operación, Citigroup, aseguraba un día antes de que se hiciese oficial la oferta que el precio objetivo de Altadis ascendería hasta 53 euros por título. Otra firma, Cheuvreux también considera baja la propuesta de Imperial y valoraba los títulos en, al menos, 50 euros. Sin embargo, Ixis Securities reduce el precio objetivo hasta 47,5 euros. Las acciones de la tabacalera comienzan la semana en 43,75 euros, después de que el viernes se anotasen una caída del 3,63%.

Tras este rechazo, el consejo de la tabacalera reconocía estar estudiando, junto a sus asesores legales y financieros, las 'mejores opciones para la compañía, sus accionistas y sus empleados'. Un amplio abanico de posibilidades que ya contemplaba el mercado desde que se hizo pública la oferta de Imperial.

Entre ellas, una de las más plausibles es el cambio de rol de Altadis: desde objeto de la adquisición a posible comprador, ya que la compañía ha manifestado su intención de jugar un papel activo en la consolidación del sector. Goldman Sachs apostaba el viernes por una alianza entre Altadis y la filial de Altria, Philip Morris, para adquirir entre ambos Imperial, pero tampoco se descarta una alianza de Altadis con la británica BAT o la entrada en liza del capital riesgo.

Preocupación entre los trabajadores

Los trabajadores de Altadis miran con preocupación la entrada de la compañía en el proceso de consolidación del sector tabaquero. Desde que se hicieron públicas las intenciones de Imperial Tobacco, los representantes sindicales de Altadis han manifestado su 'intranquilidad' ante los recortes de plantilla que llevan aparejadas las concentraciones empresariales. Unas reticencias que no han disminuido tras el rechazo de la oferta de la británica por parte de la dirección. Ayer, el delegado sindical de CC OO, Jorge Tomé, manifestó a Efe las sensaciones de 'incertidumbre, cierta angustia y preocupación' que existen te entre los empleados de la tabacalera. Sin olvidar que la compañía aún tiene en marcha varios programas de reestructuración y ahorro de costes.