Planes

Los gigantes de la informática quieren hacerse sitio en el negocio telefónico

Microsoft, Google, Ebay... algunas de las grandes empresas de internet y la informática están preparando nuevos planes para hacerse fuertes en segmentos como la telefonía por internet. El movimiento puede suponer un desafío a las grandes operadoras de telecomunicaciones.

El negocio de la telefonía de voz por internet (VoIP) empieza a tener cada vez más visitantes del mundo informático. Y casi todos, dispuestos a quedarse. Para algunos expertos, su entrada viene motivada porque si la voz puede transmitirse por internet como los datos, estarán en disposición de competir con las operadoras. Su presencia también es una amenaza para firmas independientes como Vonage, considerada hasta ahora como la mayor operadora de VoIP de EE UU.

El último ejemplo ha sido Microsoft. La compañía de Bill Gates anunció esta semana la compra de Tellme, una empresa californiana especializada en tecnologías relacionadas con las comunicaciones de voz. Aunque no se han desvelado los términos financieros, diversos medios apuntan que la cifra pagada ronda los 800 millones de dólares (unos 605 millones de euros).

La operación entra en la apuesta de Microsoft por los negocios vinculados a la VoIP). La pasada semana, Jeff Raikes, presidente de la división de empresas del gigante informático, señaló que la firma prevé alcanzar en tres años los 100 millones de clientes en las aplicaciones relacionadas con la comunicación, incluidas en su Office.

Raikes dijo que el precio de las soluciones de VoIP será un 50% inferior al que tienen en la actualidad. Además se atrevió a pronosticar que Microsoft (va a lanzar su Office Communicator 2007, obtendrá miles de millones de dólares en ingresos por sus soluciones de VoIP. Este negocio, según el ejecutivo, moverá entre 35.000 y 40.000 millones de dólares en todo el mundo en tres años.

Google

En el sector se ha especulado que Google también ha desarrollado sistemas para entrar en la VoIP. De hecho, la empresa ha tenido ya algunas actuaciones directas en el sector de las telecomunicaciones. Google impulsó en 2006 la construcción de una red de tecnología inalámbrica Wifi en Mountains View, localidad donde está situada su sede.

Las especulaciones han ido más lejos. Diversos medios publicaron esta semana que Google estudia entrar en el negocio de la venta y el diseño del móvil. Los rumores se dispararon después de que la firma publicase un anuncio de empleo en el que buscaba ingenieros y técnicos especialistas en segmentos ligados a las telecomunicaciones.

Además, Google indicaba que está experimentando con sistemas de comunicación inalámbricos. 'Si firmas como Apple y Prada diseñan sus móviles, por qué no va a hacer lo mismo Google', bromean fuentes del sector.

La compañía que también ha acelerado la expansión en la telefonía es Skype. La filial de Ebay lanzó esta semana dos servicios vinculados a las comunidades sociales y al margen de la voz y las videollamadas.

Uno de ellos es SkypeFind, herramienta con la que pretende generar una guía práctica con información sobre restaurantes, tiendas y otro tipo de servicios. Sin duda, un ámbito en el que competirá con las páginas amarillas, un segmento que ha estado históricamente en manos de las operadoras. Estas, que se han retirado poco a poco del segmento de los directorios de información, pueden encontrarse ahora con nuevos rivales en los nuevos negocios.

Vonage, ante su momento más difícil

Vonage, la mayor firma de servicios de VoIP de EE UU, ha sufrido un duro varapalo en Bolsa. Desde su debut en mayo del pasado año, sus acciones se han hundido cerca de un 75%. Quizá un síntoma de que el negocio no acaba de convencer a los inversores.

Al cierre de 2006, la compañía tenía 2,2 millones de clientes. En dicho ejercicio, Vonage aumentó sus ingresos un 126% hasta 607 millones de dólares (unos 466 millones de euros), aunque sus pérdidas se situaron en 286 millones, un 9% más que en 2005.

Las incógnitas volvieron la pasada semana cuando la compañía perdió un juicio contra Verizon por el uso ilegal de diversas patentes de esta última. Vonage fue condenada a pagar una indemnización de 58 millones de dólares, cifra que supone un 9,5% de la cifra de negocio de 2005.

Los directivos de Vonage dijeron que los servicios para los clientes estaban asegurados y recordaron que Verizon había exigido una indemnización de 200 millones de dólares. El problema es que la incertidumbre judicial no acaba ahí puesto que otras operadoras como Sprint tienen litigios abiertos contra Vonage.

En este sentido, en el sector se especula que el destino de Vonage podría ser muy distinto si contara con la protección de alguna gran corporación, de manera similar a como sucedió con Skype cuando pasó a manos de Ebay.

Google y Tellme

En febrero, diversos blogs especializados de EE UU se hicieron eco de los rumores que apuntaban a un posible interés de Google por Tellme, empresa que ha caído ahora en manos de Bill Gates. Diversos especialistas comentaron que con la incorporación de Tellme, Google podría permitir el acceso a sus servicios a los usuarios, no sólo por internet, sino también a través del propio teléfono.