Tormenta en los mercados

Banca y construcción pagan la crisis hipotecaria de EE UU

El Ibex 35 cae un 2,7% y pierde los 13.700 puntos en una sesión de alta volatilidad

Banca y construcción pagan la crisis hipotecaria de EE UU
Banca y construcción pagan la crisis hipotecaria de EE UU

Las Bolsas europeas sufrieron ayer un nuevo batacazo afectadas por la crisis de las firmas hipotecarias en Estados Unidos. La tibieza con que abrió la sesión Wall Street no pudo paliar las caídas que las Bolsas europeas arrastraban desde primera hora de la mañana. El sector financiero se llevó en su caída al resto del mercado y provocó pérdidas superiores al 2% en buena parte de las plazas de todo el mundo.

En la Bolsa española, Santander (-4,40%) y BBVA (-3,50%) restaron 163,7 de los 380,5 puntos que perdió el Ibex 35. El índice sufrió una caída del 2,72% y cerró a la altura de 13.602,4 puntos, el nivel más bajo desde el 24 de octubre pasado. Todos los valores del índice español cerraron en números rojos, salvo Altadis, que se anotó una subida del 1,81%. En las últimas tres sesiones el Ibex ha perdido un 4,59%% de su valor, y un 8,43% desde que comenzara la corrección el pasado 27 de febrero. En estos momentos se encuentra un 3,85% por debajo de los niveles de enero.

Este comportamiento es consecuencia de la incertidumbre que se ha apoderado de los mercados de todo el mundo en las últimas semanas y que ha vuelto a aflorar en los últimos días debido a la crisis de varias firmas de hipotecas de alto riesgo estadounidenses, en serios problemas para hacer frente a sus deudas. Los acreedores de estas compañías, los grandes bancos de Wall Street, están sufriendo en sus cotizaciones el aumento de la morosidad. El mercado teme que un enfriamiento del mercado inmobiliario estadounidense termine por afectar al consumo del país, que representa dos tercios del PIB, y acelere el enfriamiento económico.

A nombres como el de New Century o Accredited Home Lenders, dos de estas firmas hipotecarias, se sumó ayer el de General Motors (-0,92%), cuyos resultados del cuarto trimestre quedaron por debajo de las estimaciones debido a los créditos morosos a que ha tenido que hacer frente su división de financiación.

Aunque Wall Street abrió con subidas, pronto entró en números rojos. Sin embargo, algunas buenas noticias como los resultados de Lehman Brothers o la menor subida de las importaciones en febrero mitigaron las pérdidas. Al cierre se impusieron las ganancias. El Dow Jones ganó un 0,48%, en tanto que el Nasdaq y el S&P 500 subieron un 0,90% y un 0,67%, respectivamente.

'La crisis de las hipotecas de alto riesgo es la excusa que buscaban las Bolsas para retornar a las ventas y completar la esperada corrección', apuntaban ayer los analistas de Banco Urquijo. 'Creemos que ésta será incluso más fuerte que la de finales de febrero'.

Las ventas, desde luego, fueron la tónica ayer a lo largo y ancho del globo. El Nikkei de Tokio sufrió un retroceso del 2,92% y el Hang Seng de Hong Kong se dejó un 2,57%. Son cifras similares a las de las Bolsas europeas, donde el Euro Stoxx 50 cayó un 2,78%. El sector financiero del Stoxx perdió un 3,48%.

'No termino de entender bien la situación. Se ha dado una lectura negativa a la situación del mercado hipotecario cuando era algo que ya se esperaba en noviembre y diciembre. A pesar de ello, la Bolsa subió en enero y febrero', afirma Alberto Roldán, de Inverseguros.

La huida de la Bolsas afectó ayer al precio de la deuda, que subió ante la demanda de activos de menor riesgo. El tipo del bono español a 10 años, que se mueve a la inversa del precio, cayó hasta el 3,932%, el nivel más bajo del año. En la Bolsa española, entretanto, se disparó el volumen. Se intercambiaron acciones por valor de 8.550 millones de euros, de los que 6.858 millones se realizaron en el mercado abierto.

Recortes de un mes y medio

Históricamente, las correcciones que han experimentado las Bolsas europeas en épocas alcistas han supuesto recortes del 7,5% con una duración media de 1,6 meses. A partir de ahí generalmente los mercados han tardado unos dos meses y medio en recuperarse desde los suelos marcados, según un estudio realizado por Goldman Sachs.

Hablar de recuperación de la Bolsa española hoy parece prematuro. 'Las subidas recientes se han producido con la mitad de volumen que las bajadas y esto denota síntomas de debilidad', comenta Eduardo Liñán, de Inversis Banco. Los expertos auguran unos meses de inestabilidad, azuzada por la campaña fiscal que está a punto de comenzar, hasta que los mercados puedan digerir las caídas recientes. En cualquier caso, la mayoría ve el fondo positivo. La liquidez, un crecimiento sólido y las buenas expectativas empresariales siguen jugando a favor. Por tanto, siempre que los datos económicos que lleguen de EE UU mejoren y permitan descartar las teorías más pesimistas que hablan de recesión, los expertos prevén alzas. 'Aún veremos alguna sacudida más que deje la caída desde máximos en el 10%', concluye Jaime Albella, de BNP Paribas. A partir de ahí el mercado estará listo para la conquista de los 15.000.