Inversiones

La rentabilidad anual de los planes de pensiones alcanza el 5% hasta enero

Los inversores que destinaron sus ahorros a planes de pensiones obtuvieron de media una rentabilidad del 5,05% en los últimos 12 meses hasta enero, según Inverco. Una vez más, los planes de renta variable lideraron el ranking con un rendimiento del 17,49% anual.

Siguen batiendo a la inflación, pese a que su atractivo fiscal haya descendido notablemente al eliminarse la bonificación tributaria de la que disfrutaban. Los planes de pensiones individuales -los suscritos por el partícipe y no por la compañía en la que se trabaja- rentaron, de media, un 5,05% interanual (en los últimos 12 meses) hasta enero, según publicó ayer Inverco, la asociación del sector. Esta rentabilidad supone 2,65 puntos más que la tasa de inflación interanual hasta el mismo mes, que alcanzó el 2,4%, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA). Para elaborar esta estadística, Inverco ha empleado una muestra de 998 planes de pensiones del sistema individual, que representa en torno al 99% del patrimonio: 49.330 millones de euros y 8,04 millones de cuentas de partícipes.

Eso sí, las diferencias entre los distintos tipos de fondos vuelve a ser muy acusada. Los que invierten al menos el 75% de su patrimonio en la Bolsa capitanearon, con sobrada suficiencia, el ranking. Dieron una rentabilidad que, de media, alcanzó el 17,49%. Al igual que en los meses previos, estos fondos volvieron a beneficiarse de la positiva evolución de la renta variable. El Ibex 35 se anotó un 2,87% en enero y en los últimos 12 meses suma nada menos que un 31,06%. Con todo, la tasa de rentabilidad de estos fondos retrocede levemente respecto al 18,51% que acumularon hasta el 31 de diciembre del año pasado.

En el otro lado de la balanza se sitúan los planes de renta fija. La subida de los tipos de interés, que provoca una caída del precio de los bonos, sigue pasándoles factura. Ninguno de ellos logró batir la inflación. Los que invierten en activos de renta fija con una duración superior a los dos años fueron los peor parados con una escueta rentabilidad del 0,57% en los últimos 12 meses. Les siguieron los que dedican su patrimonio a renta fija a corto plazo (1,39%) y, por último, los garantizados (1,51%), en los que existe el compromiso de un rendimiento mínimo al vencimiento de un determinado periodo. Este esquema se repite en los plazos de 10, 5 y 3 años, en los que productos de renta fija se quedan a la cola en cuanto a rentabilidad.

Sin embargo, se produce un vuelco si se amplía el horizonte temporal del análisis. A 16 años, el plazo máximo analizado, los planes que se alza con el primer podio son los de renta variable mixta -dedican entre el 30% y el 75% a Bolsa-, que cosechan una rentabilidad interanual media del 8,44%. En este caso, los que invierten el grueso de su capital en Bolsa son los que peor comportamiento registran, con un rendimiento anual del 5,09%.

Los de renta fija a corto y a largo plazo fueron incapaces de superar la inflación

Los productos de mayor rendimiento

Aviva defiende en un estudio que presentó ayer que los planes de pensiones, seguidos de los planes de ahorro sistemático (PIAS), son los productos más rentables pese a que la entrada en vigor de la reforma del IRPF el pasado 2 de enero, que ha perjudicado a los planes al eliminar la bonificación del 40% sobre el importe rescatado en la modalidad de pago único.

Sin embargo, el informe afirma que este hecho se compensa por los incentivos que existen en las aportaciones, por lo que son los más recomendables para el ahorro inversión, obteniendo unos rendimientos netos en un plazo de 10 años de entre el 4,5% y el 6,41%. El informe asegura además que los fondos de inversión y los seguros a largo plazo cobrados como renta a partir de los 66 años obtienen una rentabilidad en torno al 4%, una tasa inferior también a la de los PIAS (4,5%).