Mercados

La Bolsa marca nuevos máximos y rebasa los 14.700 puntos

Las Bolsas europeas vivieron ayer una sesión alcista que se vio deslucida a última hora por la subida del precio del petróleo y la errática apertura de Wall Street. Pese a todo, el Ibex logró marcar otro máximo histórico sobre los 14.700 puntos.

Hay tal carencia de riesgos a corto plazo que uno no encuentra razones para no estar en Bolsa', comentaba ayer Alberto Roldán, responsable de inversiones de Inverseguros. 'Los 15.000 puntos del Ibex están a la vuelta de la esquina'.

El optimismo reinaba ayer en los mercados europeos, que abrieron la sesión con fuertes subidas hacia cotas desconocidas en los últimos seis años. La Bolsa española se subió al carro alcista y superó los 14.700 puntos. Terminó en 14.703,2 con una subida del 0,59%.

Tampoco fue una sesión fácil, al menos al cierre. El ímpetu alcista en la apertura estuvo apoyado en los resultados empresariales y en una serie de revisiones al alza en las recomendaciones del sector financiero. Sin embargo, a media sesión el precio del petróleo comenzó a subir y el barril de Brent casi superó los 60 dólares.

Esta escalada marcó la apertura de Wall Street, cuyos índices principales comenzaron a caer al poco de comenzar la sesión. Europa se fue desinflando y la euforia inicial se quedó en un moderado optimismo.

El mercado de EE UU tampoco reaccionó a las palabras del presidente de las Reserva Federal de EE UU, Ben Bernanke, quien en un discurso en la Cámara de Comercio de Omaha evitó toda referencia a tipos de interés y perspectivas económicas para lanzar una reflexión sobre las desigualdades salariales en Estados Unidos. A falta de más referencias, el Dow Jones cerró con una leve alza del 0,04%.

'La sensación en estos momentos es de que no hay un activo más atractivo que la renta variable', asegura Alberto Alonso, gestor de renta variable de Inversis Banco. 'Los beneficios de las empresas están siendo buenos y los últimos datos macroeconómicos han dado un espaldarazo al mercado'.

Las Bolsas mundiales se están haciendo eco de esta coyuntura. El índice MSCI Mundial, una representación de los mercado de valores de todo el globo, cotiza estos días en máximo histórico.

La sesión de ayer en España tuvo como protagonista al sector eléctrico. Iberdrola subió un 2,78% tras la compra del 2% de la compañía por parte de Alicia Koplowitz, en tanto que Gas natural se anotó un 2,37%, una vez soltado el lastre de la opa sobre Endesa. Fue Cintra, sin embargo, el valor que se anotó la mayor subida del Ibex, un 3,5%, gracias a la bondad de los datos de tráfico de las autopistas que gestiona.

'Partimos el año con una ligera sobreponderación en renta variable. La Bolsa es una apuesta clara, pero tras las últimas subidas debería purgar algo', señala Pedro Mas, director de inversiones de Banif Gestión. 'Las primas que hay España como consecuencia del proceso de fusiones son exageradas. Creemos en el potencial de la Bolsa, pero es necesaria la selección de valores'.

A estas alturas, los analistas siguen confiando en la evolución positiva de las Bolsas, pero reconocen que el recorrido es cada vez menor, sobre todo en España. 'Creemos que cuando el Ibex alcance los 15.150 puntos será el momento de salir. Vamos a estar ahí hasta que el mercado nos quite la razón', subraya Alberto Roldán.

Las últimas subidas han estado acompañadas por un sólido volumen de negocio. Ayer se negociaron acciones por valor de 6.150 millones de euros, de los que menos de 1.000 se negociaron en los segmentos destinados grandes operaciones.

'Los niveles de sobrecompra suelen durar mucho y los de sobreventa poco. Estamos en un momento de ligera sobrecompra', explica Alberto Alonso. '¿Cuánto puede durar la sobrecompra? Si hay un movimiento a la baja será por puro cansancio del mercado, porque el fondo del mismo es muy bueno'.

BBVA roza los 20 euros por acción

Las buenas recomendaciones están beneficiando a BBVA. La acción se anotó ayer una subida del 2,15% y cerró en máximo histórico a la altura de 19,92 euros. Son ya cuatro sesiones consecutivas de subidas que se han saldado con un alza acumulada del 4,56%.

Las acciones de la entidad se están beneficiando del buen clima que existe entre las casas de análisis hacia el sector bancario y, más concretamente, hacia los dos grandes bancos.

El pasado lunes, Merrill Lynch publicaba un informe en el que recomendaba la compra con convicción de BBVA con un precio objetivo en 24 euros, un 20,48% sobre el cierre de ayer. El diario Financial Times, en su edición de ayer, destacaba cómo tanto BBVA como Santander están incrementando sus beneficios en América Latina a un ritmo del 30% anual y del 15% en España, a pesar de lo cual sus acciones cotizan sólo con una pequeña prima con respecto otros bancos europeos.

Santander reaccionó también con una subida ayer del 0,63%. Las acciones de esta entidad ganan un 1,7% en lo que va de año, frente al 9,21% que gana BBVA.

La entidad presidida por Francisco González está cotizando también la posibilidad de que sea objeto de una opa por parte de un banco extranjero. Rumores que se cuando en cuando planean sobre el mercado y tiran de la acción.