La batalla energética

Eon fija el precio final por Endesa en 38,75 euros por acción

La alemana valora la española en 41.100 millones, la capitalización media de la compañía durante la última semana.

Manuel Pizarro, presidente de Endesa.
Manuel Pizarro, presidente de Endesa.

Tras una tensa espera que se prolongó más de lo previsto, pues hubo que esperar al cierre del mercado de la Bolsa de Nueva York, en la noche del viernes quedó desvelado, finalmente, el precio que Eon está dispuesta a pagar por Endesa: 38,75 euros por cada acción. Esto supone una mejora (toda ella en metálico) del 12,3% respecto a su última oferta (34,5 euros) y un 55% superior a la primera oferta, que es la que figura en el folleto. Además, supone valorar a la primera eléctrica española (que tiene 1.058 millones de acciones) en 41.100 millones de euros.

Pese a las presiones para que la subida alcanzase los 40 euros, la empresa alemana ha tomado como referencia el valor medio que ha reflejado el mercado en la última semanas (38,74 euros). El viernes cerró en 39,04 euros en espera de la decisión final.

Tras la apertura del sobre de la puja (a la que Eon acudió en solitario tras la retirada de Gas Natural) y analizar la autorización solicitada por el grupo alemán para subir la oferta, la CNMV ha pedido al oferente que acredite, antes del 6 de febrero, 'la garantía complementaria que corresponde a la modificación presentada'.

Las plusvalías de Acciona y Caja Madrid llegan a 1.072 y 2.575 millones

ENDESA 18,33 1,27%

Además, según el regulador, 'la finalización del plazo de aceptación de la oferta se dará a conocer tan pronto como puedan concretarse las ampliaciones del plazo previstas en la ley'. Por el momento, este plazo es de un mes y termina el 26 de febrero, pero la CNMV puede ampliarlo hasta dos meses y se verá obligada a ello pues Endesa debe convocar una junta para levantar los blindajes de sus estatutos, tal como exige Eon.

Eon lanzó la única oferta que figuraba formalmente en su folleto hace ahora casi un año, el 21 de febrero, por 27,5 euros. Dicha oferta se redujo automáticamente tras los distintos repartos de dividendos de Endesa y cayó hasta 24,905 euros por acción. Sin embargo, tras la incursión de Acciona el capital de Endesa, la opante anunció el 26 de septiembre una fuerte mejora del precio, hasta 35 euros, lo que suponía valorarla en 37.000 millones. El mismo efecto del reparto de dividendo dejó esta oferta en 34,5 euros.

La noticia fue comunicada por el regulador del mercado de valores, que decidió el mismo viernes que, pese a la retirada de Gas Natural del día anterior, las normas de la puja continúan por lo que, aunque quedan dos meses para el fin del proceso, el precio marcado no se podrá modificar. Según un hecho relevante de la alemana, 'tras constatar que Gas Natural ha decidido desistir de su oferta y que, en consecuencia, es ahora la única compañía con una opa por el 100% de Endesa'.

En este sentido, y según consultó la empresa que preside Wulf Bernotat a la CNMV (ésta, sin embargo, no dijo nada al mercado), 'no se cancela el proceso de mejora en sobres cerrados', por lo que el último día era el viernes. Además, añade Eon, 'no se permitirán ulteriores modificaciones de precio' y Gas Natural (que no ha sido informada de este extremo) 'y las compañías relacionadas con ella no podrán adquirir acciones de Endesa', sin especificar en qué plazo.

El mercado marcó la decisión de Eon que, sin embargo, ha tenido en cuenta a otro competidor: el fantasma de que el capital español intente tomar posiciones en la eléctrica para hacerle frente, tal como ha sucedido con Acciona, hoy por hoy, el primer accionista de Endesa, con un 21,03%.

Con el nuevo precio de la opa, la constructora de la familia Entrecanales suma unas plusvalías 1.077 millones para una participación valorada en 8.622 millones. Acciona ha asegurado que aspira a gestionar en minoría Endesa pero, si Eon consigue el control, venderá.

Respecto a Caja Madrid, segundo accionista con el 10%, sus plusvalías han pasado de 2.300 millones a 2.575 millones con la mejora. La entidad tendrá que tomar una decisión sobre su paquete y trasladarla al consejo de administración de Endesa que el martes debe pronunciarse sobre la oferta. Acciona no tendrá que desvelar sus intenciones, al no estar sentada en el consejo de la eléctrica. Tras conocer la noticia, y sin entrar a valorar el precio, Acciona se reafirmó en sus intenciones de seguir adelante en su estrategia en Endesa, siempre que ésta sea independiente y cuente con la constructora como socio de referencia.

'Independientemente de la oferta de Eon, Acciona ya dijo en su presentación de analistas cuáles son sus valoraciones de Endesa y cuáles son sus intenciones. A partir de ahí todo dependerá de la junta de accionista de Endesa y de la aceptación o no de los accionistas, si Eon tiene una mayoría absoluta no nos quedaremos como minoritarios de una filial', señalaron desde la empresa, informa Europa Press.

La CNMV acordó la suspensión de la cotización de la eléctrica hasta las 8.30 horas del lunes 5.

El tirón del último momento

Las primeras horas de la jornada bursátil del viernes se vieron marcadas por la indefinición ante el desenlace de una trama que se desarrolla desde el 5 de septiembre de 2005. Endesa incluso comenzó el día con caídas. Cuando se supo que Eon presentaría su última oferta durante el día, los inversores tomaron posiciones a la espera de que el precio rondara los 40 euros, según analistas citados por Bloomberg.

Endesa cerró la sesión con una subida del 1,64%, hasta llegar a los 39,04 euros por acción, lo que deja la cotización en máximos. A partir de las 14.30h, las acciones de la eléctrica comenzaron el rally.

Eon se benefició desde primeras horas de la mañana de la retirada de la carrera por parte de Gas Natural. El grupo energético protagonizó la jornada al subir un 3,63%, hasta 109,43 euros.

Gas Natural vivió una jornada más tranquila después de anunciar el jueves su abandono de la puja por Endesa. La gasista se apreció el 0,62% hasta cerrar a un precio de 30,85 euros por título.

La CNMV sorprendió al mercado

En un hecho relevante remitido por la propia Eon en la mañana del viernes, el mercado conoció que, según le había comunicado el regulador a la compañía alemana, ésta debía presentar su oferta en sobre cerrado, como si la puja no hubiese quedado cancelada tras la retirada la noche anterior de Gas Natural. Además, añadió que, en coherencia con lo anterior, ese sería el precio definitivo y, además, que Gas Natural no podrá comprar acciones de Endesa.

Esta interpretación de la normativa por parte del organismo regulador que preside Manuel Conthe sorprendió a los analistas, que contaban con que, según indica el real decreto de opas, se reanudara un proceso normal de opas (sin competidoras) que permite nuevas subidas del precio hasta siete días antes de que termine el plazo de aceptación de la oferta. En este caso, con probabilidad, terminará a finales de marzo, dado que Endesa debe convocar todavía, y con 30 días de antelación, la junta extraordinaria de accionistas en la que someterá a aprobación el levantamiento de los límites que los estatutos imponen a los accionistas (ninguno puede ejercer sus derechos políticos por encima del 10%).

Dicha convocatoria se hará el martes 6, fecha prevista para que el consejo de la eléctrica se pronuncie definitivamente sobre la opa alemana. Un día antes, se reúne el consejo de Caja Madrid, segundo accionista con un 10% del capital, que cuenta con un consejero dominical, el presidente, Miguel Blesa, que, en principio, debe enseñar las cartas el martes en Endesa. El cierre de la puja por parte de Conthe sorprendió también porque, según los analistas, es algo que no favorece al accionista, que no recibirá nuevas subidas.