Objetivo

DKV se marca como meta duplicar su facturación y ganar 43 millones en 2010

DKV se ha propuesto facturar 714 millones en 2010, un 90% más que el pasado año, y anotar una subida del 72% en los resultados antes de impuestos, hasta los 43 millones. Para ello, la compañía apuesta por realizar compras en España y ganar nuevas concesiones sanitarias como la que ha logrado en Denia.

La filial del grupo alemán ERGO apuntó en 2006 unos beneficios de 25,5 millones de euros, un 102% más que en el ejercicio anterior. Javier Cudría, director general financiero de la compañía, atribuyó este resultado al incremento de la facturación y a la bajada de la siniestralidad.

La aseguradora logró unos ingresos por primas de 375,48 millones de euros, un 12,21% más. La mayor parte de esta subida se debió a los ramos de asistencia sanitaria, que facturó 236,87 millones y logró un alza del 18,34%, y de decesos, que ingresó 30,44 millones y creció un 13,69%.

El número de asegurados se mantuvo estable en 1,55 millones, si bien se produjeron cambios por ramos. 'Suben las áreas de salud, subsidios y decesos y disminuyen la de accidentes', indicó Cudría. La siniestralidad continuó su senda descendente de los últimos años y se sitúa en el 69,26%, 'aunque la bajada no es trasladable a todos los productos', reconoció el ejecutivo.